Los expropiados del Parque Ofimático organizan su primera manifestación

stop desahucios ya organizó una protesta la semana pasada en apoyo de los expropiados quintana
|

Los expropiados que aún viven en los terrenos donde un día se levantará el Parque Ofimático llevan más de un año protagonizando una serie de protestas en el paso peatonal elevado que salva Alfonso Molina a la altura de sus viviendas para desesperación de la Policía Local, dado que los conductores frenaban para ver el espectáculo, pero hoy a las 13.30 horas será distinto: han decidido marchar desde el edificio Proa, frente a la entrada a las obras de la urbanización atravesando la principal vía de entrada y salida de la ciudad hasta llegar a la calle de Antonio Insua Rivas, ante la iglesia de Elviña.
Los afectados toman esta decisión después de que desaparecieran las pancartas y cruces que   habían dispuesto en los terrenos del Ofimático que bordean Alfonso y Molina, y en los que denunciaban su situación y exigían una solución a las autoridades, tanto a la Xunta como el Ayuntamiento: “Nos despertamos un día y las habían quitado todas”, comentó un vecino. El incidente tuvo lugar días después de que los expropiados protagonizaran una protesta multitudinaria en el paso elevado en la que participaron activistas de la plataforma Stop Desahucios.
Los afectados llevan desde hace casi dos años viviendo ilegalmente en sus antiguos hogares, después que fueran expropiados para construir el Parque Ofimático a cambio de unos terrenos en ese solar para construir sus nuevas viviendas y una compensación económica. Sin embargo, el dinero está retenido para pagar las cuotas de urbanización, que no llegará para abonarlas todas, de manera que se  encuentran con un terreno y deudas cuando antes tenían una casa. El Ayuntamiento, responsable de la marcha de las obras, ha solicitado una orden de desalojo para ellos y cinco familias ya han recibido una notificación del juzgado dándoles un plazo de quince días para que expliquen por qué no abandonan sus casas. “Hemos alegado la verdad, que no tenemos a dónde ir, y que Urbanismo nos prometió un nuevo piso a cambio de los terrenos sobre los que tenemos derechos, y que retiró al oferta”, explicó uno de los afectados.
 En febrero, la Concejalía de Urbanismo había tratado de encontrar una solución para los afectados, ofreciéndoles cambiarles sus terrenos por pisos en propiedad. Sin embargo, según los afectados, el Ayuntamiento cambió de opinión, asegurando que no cumplían los requisitos, y retiró su oferta.

Los expropiados del Parque Ofimático organizan su primera manifestación