Marcos Pérez | “Whatsapp se ha convertido en un auténtico problema de comunicación en estas semanas”

16 octubre 2019 A Coruña.- El Aquarium acoge las imágenes ganadoras del European Wildlife of the Year Francisco Franco, Jesús Celemín y Marcos Pérez, en la presentación
|

Marcos Pérez Maldonado es el director de los Museos Científicos, y ha tenido la oportunidad de observar cómo se ha tratado la información sobre esta nueva enfermedad, que ha pasado de ser una absoluta desconocida a ser parte central de nuestras vidas.   

 

¿Cómo lo enfocaron ustedes?

Después de tener una discusión interna en el equipo, nosotros decidimos dirigir todas las preguntas hacia las fuentes de calidad para evitar el ruido.

 

¿Demasiada desinformación?

Estamos ante una enfermedad nueva, causada por un virus nuevo en humanos, del que se sabía muy poco al principio y había una combinación tremenda de fuentes de todo tipo. Que un cirujano se convierta en una fuente autorizada es muy poco afortunado. Había una cantidad información enorme de muy poca calidad.

¿La información oficial ha sido buena desde el principio?

Si uno ve la OMS, ha ido cambios, porque es un virus nuevo, y se actualiza. La ciencia funciona así: La OMS no cambia de opinión, va actualizando la información de la que dispone, que es la única forma razonable de actuar. Y mucha información que hacía una semana valía, al cabo de una semana estaba obsoleta.

 

¿Cómo estar al día?

Hay que recurrir a fuentes de calidad. Una cosa que hicimos en al Asociación Española de Comunicación Científica localizar fuente de calidad (https://www.aecomunicacioncientifica.org/lista-de-fuentes-fiables-sobre-el-nuevo-coronavirus/).

 

¿En qué situación nos encontramos ahora?

En este momento la gente ya tiene sus propias fuentes de información. Algunas, de muy mala calidad. Por ejemplo, Whatsapp se ha convertido en una auténtico problema de comunicación en estas semanas, porque uno no puede conocer el origen de la información que le llega.

 

¿Eso no pasa a menudo?

Pero en Whatsapp le llega un reenviado, con una información que no puedes contratar yendo a la fuente original ni saber si es viejo o nuevo. Y sin embargo, ha circulado mucho y ha llegado a todas partes

Es inevitable ¿No?

Es evitable si en vez de decir “¡Qué cosa más curiosa! ¡Voy a ver si es cierto!”, simplemente la reenvías.  Todos tendremos que aprender a contrastar la información porque todos estamos sometidos a un bombardeo de información sospechosa. Es un momento muy interesante para que la gente aprenda que la información no se pueda dar por buena porque aparezca en una pantalla de móvil.

Marcos Pérez | “Whatsapp se ha convertido en un auténtico problema de comunicación en estas semanas”