El ANPA del Agra del Orzán amenaza con manifestarse si los alumnos no recuperan la piscina

24 octubre 2015 A Coruña.- El Instituto Agra do Orzán critica la prohibición de usar su piscina
|

Lejos de dejar pasar la prohibición del uso de la piscina del Agra del Orzán a los alumnos del instituto del mismo nombre por parte de la Xunta, el conflicto se recrudece en las reuniones de la comunidad educativa coruñesa. La Asociación de Nais e Pais de Alumnos (ANPA) amenaza con ir más allá de las negociaciones en despachos y salir a la calle para protestar por un derecho que el centro educativo y sus estudiantes adquirieron ya hace 23 años. 
Hace tan solo unos días el Consejo Escolar del Instituto Agra del Orzán denunciaba la orden de la Consellería de Educación por la que se clausuraba el acceso gratuito a los niños porque la concesionaria del espacio, la empresa Gaia, empezó a remitir facturas.  
Ante la falta de soluciones por parte del Gobierno gallego, los padres han empezado a movilizarse para reclamar los permisos para hacer uso de una instalación para la que el centro cedió sus terrenos hace 23 años. “Tenemos documentación de un Consejo Escolar del año 90 en el que se firmó un convenio por el que se les entregaba el espacio a cambio del acceso”, asegura el presidente del Anpa, Julio Martínez, pero ahora la carencia de una firma parece dejarlo todo en el aire. El colectivo critica la posterior privatización –a modo de concesión– y que ello implique perjuicios para sus hijos. 
“Ya no solo el Anpa, sino los padres en general están pidiendo que nos manifestemos, que cerremos la piscina impidiendo el acceso, que realicemos cortes de tráfico”, advierte Martínez. 
Asegura que los progenitores entienden que casi la única baza que les queda “porque llamando a la puerta de la Administración, no hacen caso”. Pese a la amenaza, primero se reunirán con el Ayuntamiento para intentar conseguir su respaldo en el conflicto con Educación. 
“Hablan de otros institutos que no la tienen pero a otros no les pidieron el terreno; nosotros hemos pasado de 200 y pico alumnos a 580 y apenas quedan 100 metros cuadrados de patio para todos”, incide el representante. De hecho, mientras que el acceso a las pistas deportivas aún se permite a todos, los estudiantes de formación profesional son los únicos que tienen ya acceso libre a la piscina durante sus clases de primeros auxilios. 
La meta del AMPA es “volver a recuperar el derecho pero no solo de forma temporal sino para siempre” porque la natación formaba parte del currículo de Educación Física, con el reparto de la piscina entre clases durante los tres trimestres.
Por su parte Educación señaló ayer que ahora el tema le compete a la Fundación Deporte Galego y a la firma Gaia, que tienen varios procesos legales abiertos.   Desde la Xunta indicaron a este diario que están analizando una sentencia favorable de la semana pasada. Aunque confían en resolver el conflicto “en breve”, no será posible hasta que se cierren todos los asuntos judiciales.

El ANPA del Agra del Orzán amenaza con manifestarse si los alumnos no recuperan la piscina