Lorenzo garantiza a los chabolistas que seguirán recibiendo las ayudas públicas

|

El Ideal Gallego-2011-07-22-007-4e3a4c58 D.G. > a coruña
  Después del desconcierto de los primeros días y de pasar dos noches al raso o durmiendo en furgonetas, los desalojados de Penamoa están haciendo llegar sus reivindicaciones a las instancias oficiales competentes.
En la mañana de ayer, el concejal de Servicios Sociales, Miguel Lorenzo, se reunía con los representantes de la Fundación Secretariado Gitano, entidad encargada de supervisar y coordinar el proceso de integración llevado a cabo en el poblado.
Lorenzo les ha transmitido que no se van a retirar las ayudas para la vivienda y que se mantedrán las rentas de integración social de la Xunta, tal y como estaba previsto inicialmente en el Plan Especial de Penamoa.
Además, el edil informó de que se continuará trabajando para lograr la “integración real, plena y efectiva” de estas personas, tanto en su faceta personal como laboral. En este sentido, tanto el edil como los representantes de la Fundación remarcaron que no se “va a expulsar a ninguna familia integrada en el plan” de sus viviendas y que no hay abierto ningún plan judicial de desahucio, tal y como aseguraban algunos de los acampados en Penamoa el pasado miércoles.
Miguel Lorenzo subrayó que mientras las familias integradas en el Plan Especial “cumplan con los compromisos adquiridos con la administración” no perderán ni las ayudas ni las subvenciones para viviendas, recogidas en el proyecto de realojo.
El responsable coruñés de Servicios Sociales ha valorado positivamente el encuentro que, a su juicio, “ha servido para despejar todas las dudas sobre las subvenciones y subrayar la importancia de que haya una integración real en la sociedad”, tanto en el ámbito laboral como formativo.
Del mismo modo, el concejal destacó la importancia de que las partes colaboren en dicha integración y que se cumplan todos los acuerdos llevados a cabo para que ésta sea efectiva. Acuerdos que, tal y como indicó Miguel Lorenzo, “deben de ser cumplicados por todas las partes implicadas, administración y realojados”.

Satisfacción > Los representantes del colectivo gitano también se han mostrado satisfechos con la reunión con Lorenzo, pero confían en la posibilidad de poder reunirse con Carlos Negreira, para determinar las fechas concretar para que se efectúe el realojamiento de las personas que ahora se encuentran en Penamoa y se llegue a un resolución sobre las chabolas que aún queda en pie.
“Le queremos dar la bienvenida y la enhorabuena al nuevo alcalde y esperamos que tenga un poco de tolerancia con la situación de estas personas”, afirmó el presidente de la Fundación Secretariado Gitano, Ramón Borja.
Borja también acompañó a un grupo de realojados a entregar un escrito al delegado del Gobierno, Miguel Cortizo, para pedir una solución al problema del asentamiento y que se reduzca la presión policial sobre los acampados.

Compás de espera >
Mientras en María Pita y en la Delegación del Gobierno se deciden las medidas correspondientes para solventar de una vez por todas el desmantelamiento de Penamoa. En los alrededores del poblado continúan llegando realojados, que aseguran no tener dinero para pagar un alquiler porque han dejado de percibir las ayudas.
“Aquí vamos a seguir, porque no tenemos donde meternos y creemos que va a llegar mucha más gente”, aseguraba David Rivero, que se ha convertido en el improvisado portavoz de los retornados al poblado y que ayer también acudió a la Delegación del Gobierno.
Rivero explicó que se ha elaborado una especie de “censo” con las personas que han vuelto a Penamoa y las que tienen pensando instalarse en la zona durante los próximos días: “Esto mañana se va a llenar de gente porque ya tenemos a unas 137 personas apuntadas que se quieren venir y que ya están comprando las lonas para volver a montar las tiendas”.

Lorenzo garantiza a los chabolistas que seguirán recibiendo las ayudas públicas