Andoni Iraola no se confía: “Va a venir un Deportivo enrabietado”

El preparador vasco del cuadro de Miranda de Ebro, en la primera vuelta en Riazor | quintana
|

Uno de los principales artífices de la gran temporada que está rubricando el Miranés esta temporada —con el tercer presupuesto más bajo de la categoría— es sin duda su joven entrenador Andoni Iraola.

El exlateral internacional del Athletic Club ha logrado convertir a un ramillete de futbolistas humildes en una escuadra compacta que hasta el momento ha logrado 53 puntos y con ellos la salvación automática en la Liga SmartBank.

En la rueda de prensa previa al duelo de esta noche en Anduva, el míster de los burgaleses aseguró que aguarda a un adversario muy complicado en la tarde-noche de hoy que intentará reponerse de sus dos últimos tropiezos consecutivos en Liga.

“Va a venir un Deportivo enrabietado; les espero en su mejor versión”, expuso en rueda de prensa telemática, al tiempo que expresó su convicción de que su conjunto seguirá compitiendo a pesar de que son remotas las opciones de playoff.

“Queremos irnos con un buen sabor de boca y despedir Anduva con una victoria; saldremos con el mejor equipo posible para intentar ganar el partido”, agregó.

Preguntado acerca de la dificultad para extraer lo mejor de su plantilla profesional en un envite sin mucho en juego, Iraola no titubeó al señalar que en los últimos días “hemos querido mentalizar a los jugadores de que seguimos jugándonos cosas; tenemos que ser competitivos y profesionales; nos gustaría quedar lo más arriba posible, es un premio importante”.

Por último, el entrenador lamentó que la despedida del ejercicio 19-20 de hoy se tenga que producir en un escenario vacío debido a la crisis del coronavirus.

“Echaremos de menos a nuestra afición y les llevamos echando de menos todo este tiempo; sin ellos yo siempre digo que los partidos son ‘pseudofútbol’. Es una pena despedir la temporada en Anduva sin gente, pero las circunstancias son estas”, subrayó.

Bajas sensibles
El técnico vasco no podrá contar esta noche ante el RC Deportivo con Limones, Kijera, Álvaro Rey, Matheus, y Mario Barco, algo habitual durante toda la temporada y que dejara al conjunto rojillo con algún problema en la delantera pues solo contará con Marcos André aunque ese puesto puede ser ocupado por varios jugadores de la plantilla.

Andoni Iraola quiere cerrar la temporada en su estadio con una victoria como sello a un gran año en el que el Mirandés ha conseguido desde hace jornadas la permanencia y ha llegado hasta las semifinales de Copa del Rey.

La derrota ante Las Palmas en la pasada jornada ha dificultado mucho la promoción para el conjunto rojillo que no depende de sí mismo.

Andoni Iraola no se confía: “Va a venir un Deportivo enrabietado”