En diez años se prevé encontrar trazas de vida extraterrestre

|

Investigadores de la NASA y de la ESA prevén que se puedan encontrar trazas de vida biológica en planetas de sistemas similares al solar en “5 o 10 años”, a través, entre otros programas, de la misión Plato, que busca exoplanetas análogos a la Tierra.
Este desafío es el tema central de la quinta edición de la escuela de astrobiología “Josep Comas” de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, dedicada a la “habitabilidad en exoplanetas”.
Los directores del Programa Científico de la ESA, Álvaro Giménez Cañete, y del Centro de Astrobiología CSIC-INTA España, José Mas Hesse, junto al investigador de la NASA Rory Barnes, destacaron que esta misión, que se lanzará en 2026, servirá para localizar candidatos a contener vida fuera del Sistema Solar.
Además, Barnes explicó que la misión conjunta de ambas agencias espaciales, The James Webb Space Telescope, que despegará en 2018 con el mayor telescopio científico lanzado hasta la fecha al espacio, servirá para buscar trazas biológicas en esos planetas.
Hesse precisó que este telescopio, de 6 metros y medio de diámetro, está optimizado para trabajar en el infrarrojo, donde se espera encontrar pruebas o restos de actividad biológica en otros planetas. De momento, el director del Centro de Astrobiología CSIC-INTA España detalló que se han encontrado del orden de unos 4.000 exoplanetas, aunque puntualizó que “ninguno” de ellos tiene las características de la Tierra.
Eso no significa, según añadió, que no haya planetas similares, sino que las técnicas utilizadas hasta ahora “no están optimizadas” para una búsqueda tan “difícil”. Por eso, explicó que la misión Plato se encargará de buscar “candidatos” para una investigación posterior en busca de esas trazas biológicas.
La búsqueda de los astrobiólogos está centrada en moléculas de vapor de agua, ozono, CO2 y metano, que si se encuentran juntas en unas proporciones determinadas ofrecerían una “indicación bastante clara” de la existencia de vida, aunque puede ocurrir que no sea así, puntualizó Mas Hesse. 
“Eso nos dicen los modelos, pero no sabemos qué nos vamos a encontrar”, aclaró Giménez Cañete”.
Por otro lado, un equipo internacional de astrónomos ha identificado un nuevo planeta extrasolar a partir de los datos proporcionados por la misión prolongada de la nave espacial “Kepler” conocida como K2.
De este modo, el recién encontrado exomundo, designado EPIC 228735255b, es un llamado “Júpiter caliente”, el noveno de la misión, en una órbita excéntrica de 6,57 días alrededor de su estrella madre, en la constelación de Virgo.

En diez años se prevé encontrar trazas de vida extraterrestre