El Liceo hace los deberes en la pista del Calafell y ya piensa en la Copa

Matías Pascual fue uno de los destacados en el equipo verdiblanco, con dos goles susy suárez
|

La decimosexta victoria del Liceo se produjo en la pista del Calafell, tras la cual el cuadro verdiblanco suma ya cincuenta puntos y sigue con ocho de ventaja sobre el Barcelona. 3-7 fue el resultado de ayer, por lo que los coruñeses doblegaron a los tarraconenses por el mismo marcador que se produjo en la primera vuelta en Riazor (7-3).

Los coruñeses ya pueden pensar en la Copa del Rey, el primer título ‘grande’ que disputarán esta temporada, tras haber ganado ya tanto la Intercontinental como la Continental. A la cita de Oviedo llegará un Liceo que está en un gran momento, sin fisuras, concentrado y con ambición.

Las mismas armas que mostró ayer ante un equipo que está luchando por la permanencia.

El equipo de Carlos Gil apenas notó la ausencia de Eduard Lamas, que se había quedado en A Coruña por precaución.

Su hermano Josep fue el encargado de abrir el marcador, en el minuto dos.

Eso sí, el Calafell quería aguantar el mayor número de minutos posibles y cinco minutos después Borja Ferrer puso el 1-1.

Seguían pasando los minutos y Jordi Bargalló tuvo una oportunidad de penalti. No falló el mejor jugador del mundo, y con el 1-2 se llegó al descanso.

Pocas opciones dio el Liceo en la segunda parte. Un inicio espectacular hizo que el electrónico reflejara un claro 1-4 en el minutos 28 de partido. Aunque Ferrán Rosa redujo las distancias (2-4) el partido ya no se le escaparía al Liceo. Matías Pascual destacó con dos tantos en este periodo, uno de ellos de penalti.

El Liceo ya puede centrarse en la Copa del Rey, competición que no gana desde 2004.

El Liceo hace los deberes en la pista del Calafell y ya piensa en la Copa