El Palacio de la Ópera acoge un repaso a la música infantil gallega de los últimos 15 años

El Ideal Gallego-2016-01-25-021-74c731a4_1
|

Doce artistas gallegos se subieron ayer al escenario del Palacio de la Ópera para llevar a escena el espectáculo “Sons Miúdos”, una suerte de canto a la tradición musical infantil surgida desde el año 2000. Decenas de niños, acompañados por los adultos, disfrutaron de una obra a medio camino entre el teatro, la danza y el cante.
El proyecto ideado para enseñar a los pequeños coruñeses su historia y crearles una cultura musical no defraudó a nadie de los presentes. El show evolucionó a partir de una pieza que conjugó el saber hacer de cantantes y autores reconocidos de la cultura de la tierra. 
El actor Pepablo Patiño y la intérprete Monste Piñón fueron los conductores de una iniciativa a través de la que se hiló la naracción sobre la historia de la música gallega destinada a los niños que ha ido surgiendo en los últimos 15 años. 
Los doce artistas fueron tocando y entonando una lista de canciones elegidas entre los repertorios propios. “O espectáculo máis grande da música infantil galega” contó con la participación de artistas como Gloria Mosquera (Mamá Cabra); Pablo Díaz (Tic-Tac) o Paco Nogueiras (Brinca Vai!).
La cantante Uxía o Ana Senlle (María Fumaça) consiguieron encandilar a un público muy exigente. A ellas se sumaron Xoán Curiel y Estamos no Verán y Magín Blanco con la pieza A nena e o grilo. 
El cuarteto Sons Miúdos, que dio nombre al proyecto –que también se ha sometido a la opinión de los gallegos más jóvenes en Vigo– también formó parte del elenco que conquistó en Palacio de la Ópera.
A la sesión, producida por Urdine (Propostas culturais para a infancia e a xuventude) e ideada con una escenografía fabricada para la ocasión en la que no faltaron las sorpresas, incluso se sumaron los componentes de Teatro dos Ghazafelhos. 
Con este cartel la diversión estaba asegurada desde antes de entrar y al final todas las familias salieron satisfechas con el disfrute de una amplia jornada de ocio para todos.

El Palacio de la Ópera acoge un repaso a la música infantil gallega de los últimos 15 años