El Teresa Herrera, un aperitivo que alegró el paladar

Deporte Campeón-2015-08-10-004-137399c8_1
|

 

Hay apetito de fútbol en A Coruña. Del de verdad, el de la Liga, el oficial. La cuenta atrás está en marcha. Dos semanas y empieza lo que de verdad importa. El equipo transmitió buenas sensaciones en el aperitivo, el Trofeo Teresa Herrera, que se ha quedado en casa por decimonovena ocasión en su historia. El cuerpo técnico todavía tiene que pulir la propuesta, los jugadores aún deben amoldarse, sobre todo los fichajes, y ganar físico, pero se intuyen mimbres para cierto optimismo. 
El equipo ha ganado solidez. En la mayoría de encuentros de la temporada no ha encajado goles. La excepción, los dos que le endosó el Oviedo y el que golazo que le marcó el argentino Pablo Caballero en el amistoso ante el Lugo en Ribadeo. Fabricio sigue en forma, salvador, y Lux mantiene el pulso.
Con permiso de Alberto Lopo, Sidnei y Alejandro Arribas parecen contar con más opciones para ser la pareja de centrales. En el lateral derecho, Laure vuelve a tener la competencia de Juanfran por los refuerzos que han llegado para el ataque. Y en el izquierdo, Navarro da consistencia y Luisinho, aunque se ve más cómodo como lateral, rinde de interior. 
El medio habla coruñés, aunque falta por sumarse Borges, que esta semana inicia la pretemporada. Pedro Mosquera, Juan Domínguez y Álex Bergantiños. El primero llevará la batuta y su compañero dependerá de lo que desee Víctor en cada momento, más posesión o más contención.
A Cani le falta aún físico, pero tiene calidad. Puede jugar en banda, su sitio natural, pero también rinde en el medio. En esa zona quieren colarse Luis Alberto, Fede Cartabia y Fayçal Fajr. El andaluz dejó muestras de clase y velocidad, el argentino no ha tardado en asumir responsabilidades (tiró el penalti), y el franco-marroquí ha dejado patente visión de juego y pegada. 
Las nubes están, por ahora, en el ataque. Hasta el Teresa Herrera había faltado profundidad y ocasiones. Frente al Sporting Braga hubo más fútbol ofensivo pero poca precisión. Falta Lucas Pérez por llegar y el ‘9’ que compita con Oriol Riera. El catalán no estuvo afortunado en el penúltimo amistoso, pero insistió y no decayó. En definitiva, buenas sensaciones y hambre de Liga.

El Teresa Herrera, un aperitivo que alegró el paladar