El Liceo cae en la tanda de penaltis tras un duelo de infarto ante el Barça

Los hombres de Carlos Gil caen de nuevo en semifinales luis velasco-rfep
|



Una vez más, el Liceo ha caído en semifinales de la Copa del Rey. En un partido muy disputado, el Barcelona fue finalmente el que sigue vivo en la competición, gracias sobre todo a su mayor acierto desde el punto de penalti. Y es que los verdiblancos no fueron capaces de anotar alguno, en la portería ayer defendida por Sergi Fernández.

El primer tiempo estuvo marcado por la efectividad de los porteros. Tanto Xavi Malián como Sergi Fernández se convirtieron en los verdaderos protagonistas. El portero verdiblanco detuvo tres penaltis y una directa, mientras que el azulgrana se lució en un penalti y también en una directa.

Los dos equipos se sabían la lección, con el objetivo de no cometer errores. Así, al descanso se llegó con el 0-0.
El segundo acto empezó muy bien para los intereses del equipo de Carlos Gil. Toni Pérez ‘abrió la lata’ tras una buena jugada de los herculinos.

Tal como estaba el partido, el Liceo se encontraba en buena disposición de defender su ventaja e incluso ampliarla. Pero en un equipo con tanta calidad como el Barcelona en cualquier momento puede cambiar todo.

Así, fueron precisamente dos exliceístas, Matías Pascual y Pablo Álvarez, los que le dieron la vuelta al marcador. El primero tras un potente disparo y el segundo al anotar una falta directa. Menos mal que, poco después, César Carballeira restablecía la igualada.

Así se llegaba a los dos tiempos de prórroga en los que, como era de esperar, no se movió el marcador.
Y, en los penaltis, el Liceo no estuvo acertado, fallando los cuatro lanzamientos que ejecutó. Por su parte, el Barcelona, gracias a Panadero y a Pau Bargalló, logró los tantos que le permitirán disputar hoy una nueva final.

El Liceo cae en la tanda de penaltis tras un duelo de infarto ante el Barça