Abanca busca que los mayores de 55 años logren recursos adicionales sin perder la propiedad de la vivienda

GRAF7314. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 01/10/2018.- El presidente de Afundación, Miguel Ángel Escotet (c), acompañado por el director gerente de Afundación, Pedro Otero (d), y por el director de Banca Privada de Abanca, Manuel Nogue
|

Abanca explora soluciones para ofertar a sus clientes de mayores de 55 años que generen “liquidez adicional” a partir de la vivienda pero sin perder la propiedad de la misma.
Estas alternativas, diferentes a las hipotecas inversas, pasarían por una “cesión temporal a un tercero”, para “recibir una especie de renta”, pero la entidad financiera lo está “investigando todavía”, según el director de banca de particulares, Manuel Nogueira. Nogueira presentó ayer las conclusiones de un estudio sobre el colectivo de mayores de 55 años junto al director general de RSC y Comunicación de Abanca y presidente de Afundación, Miguel Ángel Escotet y el director gerente de Afundación, Pedro Otero.
En la comparecencia, informaron de que Abancaampliará este curso 2018-2019 las actividades organizadas en el marco de su programa de educación financiera dirigidas al colectivo de mayores de 55 años. Así, este bloque ocupará un lugar destacado dentro de las iniciativas que desarrollará la entidad con el fin de contribuir a mejorar los conocimientos financieros. El banco destaca que trata de dar respuesta así a una de las carencias detectadas en el estudio que realizó con el objetivo de conocer en profundidad a este segmento de la población, que cada vez tiene mayor peso en la sociedad.
Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas Mayores y el Día de la Educación Financiera, Miguel Ángel Escotet resaltó que este trabajo de investigación responde a la preocupación del banco por los mayores de 55 años, un grupo que “tiene unas necesidades financieras, de asesoramiento y de atención muy concretas, que van en aumento y que en la actualidad no son atendidas de manera global por prácticamente ninguna industria”.
Según se desprende del estudio, este colectivo se caracteriza “fundamentalmente por su actitud positiva ante esta nueva etapa y una vida social activa”. Los datos extraídos de la encuesta realizada entre los socios de los Espazos +60 de Afundación indican que un 66% realiza con frecuencia actividades deportivas, el 52% participa con asiduidad en actividades culturales y formativas y un 49% realiza habitualmente viajes particulares. Además, un 70 por ciento estarían interesados en participar en acciones de voluntariado en las que puedan aportar su experiencia.
Las respuestas obtenidas ponen de manifiesto que se están incorporando “progresivamente” al mundo digital, la mayoría dispone de un dispositivo “smartphone” y usa servicios de mensajería instantánea (80%) y correo electrónico (66%). 
Utilizan en menor medida las redes sociales (35%) y son más reacios a realizar compras online (17%). En el ámbito financiero, el 73% se decanta por la atención presencial en la oficina, aunque el 63% manifiesta que utiliza los cajeros automáticos y en torno a un 50% conoce la banca electrónica. En el caso de la banca móvil, el porcentaje se reduce al 33%.
Le dan importancia a tener cubierta una posible situación de dependencia (79%) pero la gran mayoría, un 89%, no tienen contratado ningún producto o servicio que garantice algún tipo de ayuda en caso de necesitarla. 
Sus principales preocupaciones son la salud (76%) y la situación económica personal (65%). Con este estudio, el banco quiere sentar las bases para “poder poner a su disposición una oferta integral de servicios adaptados a sus intereses y circunstancias particulares”, indicó Nogueira. l

Abanca busca que los mayores de 55 años logren recursos adicionales sin perder la propiedad de la vivienda