La Fegamp resalta que solo el 82% de los ediles gallegos cobra del ayuntamiento

la ejecutiva de la fegamp se reunió ayer en santiago para pactar las alegaciones a la reforma local
|

La Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), que ha decidido presentar alegaciones al anteproyecto de Ley de Reforma de la Administración Local, aseguró ayer que en Galicia más del 82 por ciento de los concejales y alcaldes no perciben ningún tipo de salario.

La Fegamp indicó que en Galicia solo el 11,49% de los cargos electos (438 concejales y alcaldes) tiene dedicación exclusiva y que el 6,40 por ciento (240) cobran una retribución parcial.

En este sentido, la federación indicó que la reforma local “no solo no generaría más ahorro en Galicia, sino que abriría la puerta a un mayor gasto en órganos de gobierno y asesores”.

 

Regulación de sueldos

La Fegamp defendió una regulación de las retribuciones de los alcaldes, pero siempre dentro de unos parámetros de equidad y justicia, que no degrade la actividad en la política municipal y que, por el contrario, permita su desarrollo, especialmente en los pequeños ayuntamientos, agregó en su escrito.

El presidente de la Fegamp, el popular José Manuel Rey Varela, también alcalde de Ferrol, dijo que entienden que la reforma “es un nuevo punto de partida que clarifica algunas competencias, pero puede y debe ser mejorada para dar respuesta a los problemas de la Administración Local”.

Indicó que “es importante que el ministerio recoja las aportaciones de los representantes de los ayuntamientos, así como de las comunidades como la nuestra, que tienen competencias reconocidas en esta materia”.

En las alegaciones al anteproyecto de reforma local, la Fegamp incide en que se tengan en cuenta las particularidades del territorio gallego, que engloba el 50 por ciento de todos los núcleos de población del Estado, lo que repercute directamente en el costo de la prestación de servicios públicos.

Y es que no son pocos los alcalde del PPdeG que muestran públicamente su descontento con el texto e incluso amenazan con darse de baja del partido.

Por su parte, Anova, integrante de la coalición AGE, calificó el la reforma de “ataque a la línea de flotación” de los municipios.

En un comunicado, la formación nacionalista Anova señaló que ese texto propuesto por el PP y debatido en el Senado, es “una voladura planificada de la administración local y de la democracia ciudadana en su ámbito más próximo municipal”.

En su opinión, el anteproyecto de ley “refuerza las diputaciones y la administración central, violentando las competencias de la Xunta y el principio de autonomía local básico en el ordenamiento jurídico del Estado”.

Sin embargo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, valoró el anteproyecto de ley, con el que consideró se procura una organización administrativa y competencial “acorde con las necesidades de las entidades locales españolas”.

La Fegamp resalta que solo el 82% de los ediles gallegos cobra del ayuntamiento