Etarras arrepentidos y víctimas del GAL homenajean a un sargento asesinado

La familia de Joseba Goikoetxea, durante el homenaje tributado al sargento mayor de la Ertzaintza efe
|

Los etarras arrepentidos de la denominada vía Nanclares Andoni Alza y Carmen Guisasola, y familiares de víctimas del GAL participaron ayer en Bilbao en el homenaje a Joseba Goikoetxea, el sargento mayor de la Ertzaintza y destacado miembro del PNV asesinado por ETA hace 20 años.
El homenaje estaba organizado por la familia de Goikoetxea y contó también con la asistencia destacados dirigentes del PNV, encabezados por su presidente, Andoni Ortuzar; representantes de EH Bildu como Laura Mintegi, Pello Urizar y Rafa Larreina, y del PSE-EE, como Rodolfo Ares, quien fue consejero de Interior en el anterior Gobierno Vasco.
También asistieron la exdiputada de Aralar Aintzane Ecenarro y Mónica Hernando, ambas de la secretaría de Paz y Convivencia del Gobierno Vasco.
Junto a la familia Goikoetxea se sentaron en primera fila Asun Zabala, hermana de José Ignacio Zabala, secuestrado y asesinado por el GAL en 1983, y Edurne Brouard, la hija del dirigente de HB asesinado en 1984.
También estuvo Andoni Alza, primer etarra de la vía Nanclares excarcelado tras la anulación de la doctrina Parot, y Carmen Guisasola, la histórica exdirigente de ETA que se encuentra en régimen de tercer grado, quienes una vez finalizado el homenaje abrazaron y saludaron a la viuda. El acto comenzó con una ofrenda floral en el Campo Volantín, justo enfrente del semáforo donde los etarras tirotearon a Goikoetxea cuando llevaba a su hijo en coche al colegio. Rosa Rodero, muy emocionada, agradeció a “todos” su presencia y resaltó la importancia de que “en estos años de tranquilidad”, sin acciones terroristas de ETA, “se puedan reunir todas las víctimas, sean de donde sean”, dijo.
Por otro lado, el exetarra arrepentido Iñaki Rekarte se mostró ayer convencido de que “obligatoriamente” llegará un momento en que la izquierda abertzale y la propia banda terrorista reconocerán el dolor causado. Rekarte participó en Vitoria en un seminario organizado por la Fundación Fernando Buesa, creada en recuerdo del político socialista que ETA mató en 2000.
“No es tan difícil decir ‘matar está mal’”, dijo, y para demostrarlo argumentó: “Si vas por un pasillo y te chocas con alguien, pides perdón. Matas a alguien y te cuesta. ¿Por qué no se olvida a veces la política y se hacen las cosas de ser humano a ser humano?”.

Etarras arrepentidos y víctimas del GAL homenajean a un sargento asesinado