La campaña más reñida arranca con fuerza y alguna anécdota en Sada

|

Los sadenses podrán elegir entre siete papeletas para elegir al hombre o mujeres que dirigirá su municipio hasta 2019. La incomparencia de ASU y APsI quedaría neutralizada por la entrada de tres nuevas fuerzas (Sadamaioría, Ciudadanos y CxG).
El PP renueva su apuesta por el alcalde, Ernesto Anido, que aspira a la reelección con una lista renovada en la que solo conserva a una de sus actuales concejales: Soraya Salorio. El PSOE, con Raquel Bolaño a la cabeza, entró con fuerza en campaña de la mano de una serie de lemas que, haciendo referencia a cada uno de sus rivales, despertaron tantas críticas como aplausos entre los vecinos de Sada.
El BNG apuesta por Liss Becerra para sustituir a Abel López Soto al frente del equipo nacionalista y recuperar la Alcaldía de Sada. También para “sacar ao municipio dos xulgados”, declaró este sábado el candidato, que calificó de “esperpento” algunas de las situaciones vividas estos años: “Ten que rematar porque é unha imaxe nefasta para Sada”.
Enfrente, el PDSP con el incombustible Ramón Rodríguez Ares a la cabeza, seguro de sí mismo y de los hombres y mujeres que lo han acompañado en los últimos tiempos, dispuesto a volver a tomar las riendas de la “Perla de As Mariñas”.

DiÁlogo
Los nacionalistas, los primeros que se atreven con un “pronóstico”, apuestan por “un futuro para os próximos catro anos onde o diálogo e a búsqueda de acordos van ser máis necesarios ca nunca”, por lo que Becerra apunta que “o sensato será utilizar a campaña para presentar propostas e non insultos”, precisa una una nota remitida por el BNG.
Precisamente propuestas son las que dio a conocer este sábado, Sadamaioría, que aboga por la municipalización del servicio de ayuda en el hogar después de que el gobierno local “publique hoxe (sábado), nun anuncio claramente electoralista, que se eliminan listas de espera no servizo cando moitos sadenses teñen moitas dificultades para acceder a dito servizo”, declaró el candidato, Benito Portela.

La campaña más reñida arranca con fuerza y alguna anécdota en Sada