Abanca pone en marcha un servicio especializado para las cláusulas suelo

|

Abanca ha creado un servicio especializado, dentro de su atención al cliente, para atender las reclamaciones de clientes con cláusulas suelo, con arreglo al real decreto aprobado por el Gobierno central para resolver las situaciones en que estas fuesen abusivas.
Dicho servicio tiene carácter voluntario y gratuito para el usuario y el banco dispondrá de un plazo de tres meses desde la recepción para dar respuesta a las reclamaciones presentadas. El plazo de respuesta para las reclamaciones recibidas con anterioridad a este 21 de febrero empezará a contar a partir de dicha fecha.
Según comunicó la entidad, la reclamación podrá ser entregada por los consumidores con objeto de “revisar si procede” la devolución de los importes cobrados por la existencia de dicha cláusula.
En las últimas semanas, el banco ya comunicó que el impacto previsto en sus cuentas por las cláusulas suelo es de un máximo de unos 30 millones, ya que, por el acuerdo de compraventa con el FROB, este asumirá un 85% de las cuantías.

FORMULARIO EN LAS OFICINAS
Los clientes podrán acudir a su oficina habitual o a cualquier sucursal de Abanca con su documento identificativo y rellenar el formulario específico habilitado al efecto.
El formulario debe estar firmado por los titulares del préstamo o crédito hipotecario objeto de reclamación, y la oficina dejará constancia de su recepción. No es necesario que el cliente aporte documentación adicional con la reclamación.
Una vez entregado el formulario de reclamación, indican, se inicia la tramitación del proceso y el servicio especializado analizará “individualmente” cada petición atendiendo a lo dispuesto en el real decreto ley.

DEVOLUCIONES
Para responder, en el sentido que proceda, Abanca dispone de un plazo máximo de tres meses, contado desde la presentación de la reclamación o desde la puesta en marcha de este servicio (caso de haber sido presentada con anterioridad).
Si la decisión es favorable al cliente, se le informará del importe a devolver. Para proceder a la devolución es necesario que todos los titulares del préstamo o crédito hipotecario objeto de reclamación estén conformes con dicho importe y que firmen el documento de acuerdo, según apunta la entidad. Una vez firmado, el banco procederá a la liquidación y pago de la cantidad acordada, conforme a lo dispuesto en el real decreto ley. n

Abanca pone en marcha un servicio especializado para las cláusulas suelo