La Xunta se fija el objetivo de no superar las 15.000 hectáreas quemadas ni los 559 incendios

Ángeles Vázquez atiende a los medios de comunicación | ep
|

La Xunta se fija el objetivo para este campaña de fuegos –cuyo periodo de alto riesgo comienza este sábado– de reducir las hectáreas quemadas a menos de 15.000, así como no superar los 559 incendios –aquellos de más de una hectárea, sin tener en cuenta los conatos–.
Así lo apuntó ayer la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, antes de presentar el Plan de Prevención e Defensa Contra os Incendios Forestais de Galicia (Pladiga) de 2017 ante el Consello Forestal en Santiago.


En declaraciones a los medios, de comunicación Ángeles Vázquez señaló que estas cifras se establecen en base a los incendios de la última década con el fin de “reducir” fuegos y superficie arrasada por estos.

Un avance cualitativo
También indica que en los últimos diez años hubo una media de 13 incendios de nivel 2, aquellos que obligan al desalojo de casas, por lo cual: “Deberíamos ser capaces de reducir”.


Para ello, valora el “excepcional” Pladiga de este año –que será aprobado en el Consello de la Xunta de este jueves–, en el que se avanza “de modo cuantitativo y cualitativo”, al tiempo que apuesta por”concienciar y hacer pedagogía”.


Al respecto, pone el foco en los nuevos métodos de comunicaciones y tecnológicos que se empleará como los sistemas Tetra y Xeocode 2.0, que permitirán que por primera vez “todo el operativo”, tanto de medios como personal, esté geolocalizado.

Colaboración municipal
Por otra parte, preguntada por las quejas de ayuntamientos de falta de apoyo de la Xunta para mantener limpias franjas de seguridad próximas a casas, la conselleira de Medio Rural remarca que hay que “cumplir la ley”, de forma que los propietarios y ayuntamientos “tienen una serie de obligaciones” en lo tocante a las distancias que deben ser guardadas.


“Todos tenemos obligaciones”, subrayó, para apuntar que tanto propietarios, como ayuntamientos, diputaciones, Xunta y Ministerios deben cumplirlas con el “objetivo fundamental” de hacer descender “los daños.


Junto a esto, incide en que “son muchas las fórmulas de colaboración con los ayuntamientos” por parte de la Xunta, y reitera que se invierten un total de 33 millones en tres años en prevención y extinción de fuegos en municipios, a través de cuestiones como convenios para que puedan estar operativos los GES y haya “un amplio” dispositivo.


Por su parte, el portavoz del grupo parlamentario del Partido Popular, Pedro Puy, restó ayer importancia a las críticas de la oposición en relación con la política del Gobierno gallego para luchar contra los incendios forestales ya que aseguró que solo hay que “echar un vistazo a las hemerotecas” para comprobar que son “algo habitual”, que se produce “todos los años”.


De hecho, mientras la oposición sigue con sus críticas la Xunta “sigue trabajando” para mejorar el sistema de lucha contra incendios y basta con analizar “la evolución de las hectáreas quemadas” en relación con el “número de fuegos” para comprobar que el servicio de extinción “es más eficiente”, defendió ayer en Lugo en conferencia de prensa.


El portavoz popular afirmó, de hecho, que el servicio gallego “es de los mejores que hay”.

La Xunta se fija el objetivo de no superar las 15.000 hectáreas quemadas ni los 559 incendios