Los hosteleros calculan que un 60% de empleados sigue en ERTE y un 20% de locales no ha abierto

Las terrazas de la ciudad se llenan con el buen tiempo | quintana
|

La actividad hostelera continúa desescalando de forma progresiva, pero la crisis del coronavirus está lejos de desaparecer. A día de hoy, el empleo en este sector se ve resentido y no se sabe cuándo podrá recobrar la “vieja normalidad”. En cifras absolutas, el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería, Héctor Cañete, sitúa en un 60% el número de empleados que siguen en ERTE y en un 20% la cantidad de establecimientos que han abierto todavía sus puertas.

“La situación está mal. Hemos empezado mal y, aunque los primeros días se vio un lleno en las terrazas, al final ocurrió como con el Paseo Marítimo, que al principio todo el mundo iba y luego la cosa se calmó”, reconoce.

Por lo tanto, la actividad en los locales de hostelería funciona ”bastante flojita, donde hay poca oferta para cenar, al igual que en las comidas”, sostiene. Así, la facturación total a día de hoy ronda “el 50%” y todavía queda un “20% de establecimientos por abrir y un 60% de empleados en ERTE”, dice Cañete.

El presidente de los hosteleros valoró también la decisión de la alcaldesa de la ciudad, Inés Rey, de empezar a sancionar si no se cumplen las medidas de seguridad. “Lo apoyamos totalmente porque entendemos que estamos haciendo un esfuerzo entre todos”, indica.

Desde el sector han luchado durante semanas para que se tomasen medidas tras la reactivación de la actividad, “algo que conlleva un gasto extra tras estar cerrados durante meses y tenemos restricciones de aforo”, explica, a lo que añade que “este esfuerzo no se puede dilapidar de una manera tonta que pueda poner en riesgo la vida de las personas y la economía del país”.

Riesgo de un rebrote

De esta forma, Cañete advierte de que si hay otro confinamiento por algún rebrote, “los negocios no lo soportarían”, y recuerda que mantiene contacto permanente con el Gobierno local desde “siempre”. Por su parte, el portavoz de los hosteleros de la Marina, Antón Sáez, si bien comenta que por parte de las administraciones las medidas de control son, según su criterio, suficientes hasta la fecha, también apoya este anuncio por parte de la regidora municipal. “Para nosotros es positivo que se cumplan las recomendaciones, sobre todo en cuanto a la imagen turística, ya que si hay un rebrote, no solo perjudica a los propios coruñeses, sino también a los turistas, lo que provocará un mal verano para todo el sector hostelero”, relata el hostelero.

Sáez afirma, además, que es “una de las mejores noticias que les podrían dar, porque si queremos llegar a septiembre u octubre con cifras buenas, es una obligación cumplir con el uso de las mascarillas y de la distancia de seguridad”, sostiene.

Tras el primer fin de semana en el que podían abrir los locales de ocio nocturno y ante las imágenes que se difundían por redes sociales de zonas de la ciudad con ciertas aglomeraciones y con gente sin mascarillas, la regidora herculina emitió un comunicado oficial a principios de esta semana llamando a la responsabilidad para el uso responsable de los espacios públicos. Preguntada sobre dicho comunicado, Rey reiteraba que “no se ha acabado la pandemia, no estamos saliendo de una pandemia, estamos saliendo con una pandemia”. Este es el segundo fin de semana en el que los locales de ocio están abiertos. l

Los hosteleros calculan que un 60% de empleados sigue en ERTE y un 20% de locales no ha abierto