A Coruña supera en más de 200 licencias la tasa que contemplará la ley del taxi

|

El Ideal Gallego-2011-06-08-013-6b5dae2b

abel peña> a coruña

  Que la ratio de taxi/habitante es muy alta es un problema que ha sido denunciado siempre por  las dos asociaciones del sector, pero, ahora, la nueva ley que prepara la Xunta lo deja patente, porque en el borrador del nuevo documento se fija una proporción de un taxi por cada 800 habitantes en el caso de ciudades de más de 100.000 residentes. Echando cuentas, eso significa que un núcleo urbano como el de A Coruña, que reúne a unos 250.000, el resultado es de 312. Sin embargo, por las calles herculinas circulan 522 taxis con licencia. “Nosotros siempre lo dijimos, que era algo disparatado”, declaró Manuel Sánchez Quindimil, presidente de Teletaxi.
El exceso de licencias no ha hecho nada por mejorar la situación en un sector tan acosado por la crisis como el que más y cuyo funcionamiento será regulado por primera vez por ley en Galicia con la nueva reglamentación. Sin embargo, es dudoso que el cambio de legislación vaya a afectar al número de permisos, puesto que en el propio borrador se lee que la regla es “de carácter xeral” y que los ayuntamiento, junto con la Xunta, podrán decidir  incrementar o número de taxis no marco das necesidades de mobilidade do seu territorio. En todo caso, el propio Quindimil afirmó que “nadie va a perder su licencia por esto” y recordó que, aunque hay puntos más positivos que otros en el testo, en general es una buena noticia que por fin se esté regulando el sector mediante ley.
Donde sí se podrán notar más cambios será en las limitaciones que impone la ley en el número de conductores, y que señala que  “cada licenza ou autorización non poderá ter adscrito máis de dous condutores, incluída a persoa titular”. Leopoldo Villa, presidente de la asociación Radiotaxi, mantiene que este punto podría ser problemático: “Es la manera de que la ciudad esté petada de taxis”.

Triplicar los chóferes > Y es que Villa considera que el texto de la ley podría dar pie a que los dueños de varias licencias puedan contratar dos asalariados por cada vehículo. “Es un problema porque ahora hay 522 taxistas con licencia y otro tantos asalariados”, apunta Villa. Sin embargo, si se aprobara la nueva legislación tal y como está redactada, sería posible aumentar el número de chóferes, de los 1044 actuales hasta los 1566. La posibilidad en sí es remota, pero lo cierto es que una gran cantidad de titulares de licencia en A Coruña son jubilados, lo que podría favorecer el aumento de asalariados.
“Si ahora ya para conseguir un solo servicio tienes que trabajar dos horas –pregunta Villa– ¿Cómo nos vamos a arreglar cuando seamos más?”. Para el presidente de Radiotaxi y representante de la Federación Gallega del Taxi, la Xunta debería hacer converger su política de movilidad con la de otras autonomías, como la del País Vasco, en la que solo permiten un chófer por licencia. “Únicamente se puede contratar a un asalariado mientras se esté de baja, y una vez uno se haya recuperado, debe volver al trabajo”.
En el caso de Galicia, Villa no pide tanto, pero considera que el número ideal de trabajadores por cada taxi debería ser dos: el dueño de la licencia y el asalariado.  En realidad, los representantes del sector consideran que en la redacción del nuevo documento la Xunta ha quemado demasiadas deprisa las etapas. “Por ejemplo, contactaron con nosotros el 24 de febrero y nos dieron de plazo para presentar las alegaciones hasta el 15 de marzo”, protesta Villa. Consiguieron presentarlas, pero ahora las dos federaciones gallegas del taxi a las que pertenecen Villa y  Quindimil están en conversaciones para presentar de forma conjunta unos cambios que se apliquen a la ley antes de que sea aprobada en el Parlamento.
Hay muchos puntos que tendrán que discutir. Por ejemplo, la nueva norma también engloba los otros vehículos privados que hacen transportes de pasajeros, como las limusinas: “Todo eso no son taxis, porque no tienen taxímetro. Si de repente empezamos a contemplar taxis de siete plazas, esto va a ser imposible”. Para Villa, como para muchos de sus colegas, la definición de taxi debe aplicarse a vehículos únicamente  de cinco plazas.


 

A Coruña supera en más de 200 licencias la tasa que contemplará la ley del taxi