“Ha sido como vivir un sueño”

|

Y voló. Vaya si voló Javi Cobián en el circuito de Maranello. Marcó el mejor tiempo en unas condiciones de pista complicadas y aprovechó al máximo las horas en la Academia de Jóvenes Promesas de Ferrari. Fueron tres días muy intensos en los que el piloto coruñés no perdió ni un segundo exprimiendo al máximo las horas en los simuladores o en los ejercicios planteados a solo cuatro pilotos. Este selecto póquer tuvo la fortuna de compartir un pedazo de sueño y ‘el nuestro’ se llevó los mejores honores, aunque como deportista y hombre modesto, no le da importancia a ser el más rápido en el circuito de las balas rojas y el caballo rampante.

-¿Cómo ha sido esta vivencia en una de las cunas de la Fórmula Uno?
-Ha sido una experiencia increíble. Estar allí es como vivir un sueño. Hemos hecho un montón de cosas durante tres días. Hemos aprendido muchísimo en todo momento.
-¿Cómo fueron las jornadas, esos tres días, en cuanto a actividades, test y pruebas realizadas?
-El primer día pasamos un reconocimiento médico muy completo. Peso, capacidad pulmonar, pruebas de esfuerzo... El segundo día lo dedicamos al simulador. También hicimos unos ejercicios de ‘mental-training’ para poder responder bajo presión. Me gustaron mucho los juegos de reacción para ponerlos en la práctica en momentos de mucha presión en carrera. El tercer día rodamos durante toda la mañana.

-Te encontraste con unas condiciones nada ‘ideales’. La gente que estaba en Maranello dice que eran más bien complicadas.
-Coincidió que abría la pista, no había goma, estaba húmeda, aunque no llovía, por el rocío. La verdad es que estaba complicada, pero las cosas salieron bien.

-¿Cómo encaraste la primera vuelta, con qué ‘planes mentales’ saliste?
-Salí con tranquilidad, con calma, a disfrutar, a seguir aprendiendo, y marqué el mejor tiempo.

-Imagino que estarás muy satisfecho por haber conseguido el mejor crono de los cuatro pilotos ‘escogidos’ para esta aventura.
-Lo importante es la progresión, no el mejor tiempo, también nos lo dijeron allí. Durante estos días hemos aprendido mucho. Hay que seguir trabajando, poco a poco, y seguir creciendo.

-Una vez que llegas a Ferrari y vives allí tres días ¿no te enganchas más al sueño de la Formula Uno aunque sea para una treintena de privilegiados?
-Vivo el presente. Voy paso a paso. Me esfuerzo a diario para conseguir mejorar. Sé que no todo es Fórmula Uno. Llegar ahí es muy difícil aunque nunca sabes lo que va a pasar. Yo trabajo a diario para seguir mejorando.

-Tenías a mucha gente pendiente de tus evoluciones en el cuartel general de Ferrari...
-Mis amigos se interesaron mucho, mis compañeros de karting... Es importante saber que la gente está ahí cuando haces las cosas bien, pero es importante saber que también están cuando no te salen todo lo bien que esperas.

-¿Cuáles son los objetivos a nivel competición y en qué momento estamos de la ‘pretemporada’?
-Estamos en el momento de cerrar patrocinios para planificar la temporada. Hay posibilidades de hacer Fórmula Cuatro en España o Fórmula Tres.

Así sea. Llegar hasta aquí desde Galicia no es nada fácil. En la comunidad no hay circuitos de velocidad. Solo planes que se quedaron en quimeras, como el fallido intento de Cerceda. Los pilotos gallegos de autos y motos tienen que ‘emigrar’ para entrenarse. Basta con acudir un fin de semana al circuito de Braga para ver el número de deportistas galaicos que persiguen su sueño con muchas dificultades y el apoyo de familiares y amigos. Por ello Javi tuvo que ‘emigrar’ a Madrid, para machacarse a entrenamientos diarios en el Centro de Alto Rendimiento y estar cerca de las pistas. El mérito es doble. Doble será la recompensa.

“Ha sido como vivir un sueño”