Oleiros - “Soy un político nato. Con quince años promoví una huelga general en la SEAT”

El Ideal Gallego-2015-05-23-021-7c9ce074
|

Hay una fotografía que nunca se le hará a Ángel García Seoane (Oleiros, 1952), y es la de mostrarse públicamente sentado en el sillón consistorial (“solo la uso para leer por las noches”). Y para la presente entrevista no ha hecho una excepción.

Tiene usted 63 años. ¿No son muchos para continuar en política?
¡Mira! No me vengas tú como el alcalde de Ourense que, ahora que lo echan fuera, dice que ocho años son muchos. Los políticos son necesarios en este país. Los políticos serios, los honestos, los eficaces, los buenos gestores. Lo que no necesita este país son esta ola de oportunistas que aparecen para buscarse un chollo en la política. No me refiero a los grupos nuevos, me refiero a los que se integran ahora en el PP y en el PSOE que no son políticos. Digo yo ¿es qué al médico que lleva ocho años hay que echarlo? ¿al ingeniero al cabo de ocho años hay que retirarlo? Lo que hace falta son personas eficaces y honestas. Y, además, a mí quien me tiene que retirar no soy yo, son los ciudadanos.

La pregunta anterior se refiere, más que a los años en política, a la necesidad vital de continuar ahí.
Estas haciendo una pregunta que es la de los ladrones. Es la que se le hace a los que van a robar y no es mi caso. Yo soy un político nato. Con quince años promoví una huelga general en la SEAT. Estuve siempre metido en líos, en la ría do Pasaxe, fui sindicalista. Yo vivo la política. La política es un trabajo para la sociedad. Pero, lamentablemente ahora hay mucha gente en política para vivir a costa de ella. Siempre he sido un revolucionario, porque implica evolucionar y estar modificando continuamente. Si tal como está esta sociedad no evolucionas te aborregan. Yo no quiero estar en la legión de los borregos. Quiero militar en el sector de los que piensan.

¿Cuáles son las propuestas para el próximo mandato?
La verdad es que hay tan hecho que las grandes propuestas dependen de las otras administraciones. Hacen falta infraestructuras, especialmente vías nuevas y finalización de las existentes. Por nuestra parte lo que pretendemos es consolidar Oleiros, que tiene una calidad de vida que no tiene ninguno del resto de Galicia. Hablar de obras que hablen otros. Nosotros ya las hicimos.

Siempre se le achaca que presume de una ideología comunista pero para ricos.
Nuestro proyecto fue de izquierdas siempre, desde los inicios hasta hoy. Es cierto que hay un sector de la derecha que lo vota y lo hace porque es culto e inteligente. El sector asilvestrado, “a monte”, el de la derecha intransigente, no, y tampoco lo quiero. Los cultos e inteligentes nos votan porque piensan que, seguramente, si no lo hacen, de todo aquello que disfrutan después no lo tendrán, porque se lo arrasan.

Pero ¿qué hay de cierto en eso de que se hace política para los ricos?
No, eso lo dicen los que no me quieren a mí. Yo gobierno para constituir un municipio en el cual todos vivamos bien. Y, por eso, existe un sector que no comulgando con mi ideología me vota. ¿Lo que habría que preguntarse es porqué me vota?

Pues, ¡contéstese!
Nos votan porque hay una política distinta, de protección paisajística, de orden urbanístico, de calidad en servicios y equipamientos. ¿Qué municipio tiene ocho bibliotecas, catorce centros sociales, cuatro piscinas climatizadas? Y todo eso que ya sabes tú que hay. Es gente inteligente, que vota con inteligencia. Aquí en Oleiros piensan antes de votar.

Entonces, si cuenta con el voto, que usted denomina inteligente, y se da por supuesto que los oleirenses son inteligentes, lo tendrá fácil para revalidar la mayoría absoluta.
Si los vecinos son inteligentes, Alternativa tendría que ganar. Si hay inteligencia a la hora de votar, tendríamos que ganar.

¿Siente temor político a algún partido o formación, en particular?
Yo ahora no siento temor a nada, ni a nadie. Llevo toda la vida sufriendo (ríe) para tener ahora miedos. El ciudadano es libre de votar. Nosotros creemos que merecemos ganar pero si se vota a otras opciones, allá el que lo haga. Pero si lo hace, no será por el favor que le hicieron a Oleiros ninguna de ellas.

¡Defina al PP!
Ni fu, ni fa.

¿BNG?
Más de lo mismo.

¿PSOE?
Desaparecido en combate.

¿Qué ha llevado a Alternativa a dar el salto al área metropolitana coruñesa?
Pues que en Oleiros tenemos un ejemplo para que se imite en la comarca. ¿El motivo? Por supuesto, llevar a cabo políticas distintas. Nosotros queremos participar en los gobiernos locales para controlarlos y aportar nuestros proyectos e ideas. Eso de entrada. Queremos que la comarca funcione unida. A Coruña lleva años sin integrarse en el Consorcio y debe y tiene que estar en la nueva Mancomunidade que se va a crear. Y si tenemos representación haremos todo lo posible para obligar a que se integre. A Coruña no puede estar al margen, son muchos los servicios que faltan y solo se conseguirán con la unidad. Asimismo, también queremos que haya un cambio en la Diputación. No estamos de acuerdo del modo en que se están haciendo las cosas. Se gobierna partidistamente. La Diputación es un órgano provincial de ayuda a los ayuntamientos, una función que no cumple. Excepto, con la red clientelar que tiene.

Habla solo de A Coruña, pero también está Culleredo. Usted mantiene una buena relación con Sacristán.
Que yo mantengan una buena relación no tiene nada que ver. ¿No está aquí el PSOE? ¿No está aquí el PP? Es que parece que, si me presentó en otro municipio, soy un cabrón. n

Oleiros - “Soy un político nato. Con quince años promoví una huelga general en la SEAT”