El Ayuntamiento vallará una obra en la calle de Rosa Chacel para evitar accidentes

|

La presencia de dos niños pequeños jugando en el edificio abandonado de la calle de Rosa Chacel de la localidad ha puesto de manifiesto que los temores de los vecinos no eran infundados. Meicende Alternativo reclamaba el mes pasado que el Ayuntamiento de Arteixo pusiese una solución a las obras abandonadas y los residentes hacían especial hincapié en la construcción citada. En este punto, desde la administración municipal subrayan que ya han instado al responsable de la estructura a tomar las medidas de seguridad pertinentes y, de no hacerlo, el gobierno local vallará el inmueble de manera subsidiaria.

Un vecino de la zona, cuya vivienda está próxima a la obra, vio a una niña pequeña en el piso superior de la construcción. Después de preguntarle si estaba sola, qué hacía allí y si sus padres lo sabían, la pequeña respondió que estaba jugando con su hermano menor y que sus padres no lo sabían.

Cuando el vecino le pidió que tuviese cuidado, la pequeña comenzó a bajar unas escaleras que van a dar a un sótano inundado y de considerable profundidad. En ese momento, el hombre salió de su casa corriendo para tratar de llegar a los menores y evitar un accidente, pero cuando entró, los niños ya habían desaparecido.

 Peligro > A principios del pasado mes de marzo, desde Meicende Alternativo ponían el acento en el “peligro” que suponía lo accesible que era el esqueleto del edificio porque “si un niño entra por la rampa y se cae, podemos tener una desgracia”, explica el ente vecinal de esta localidad de Arteixo.

Pero esta no es la única queja que los arteixanos de esta zona ponen sobre la mesa del gobierno local que preside el popular Carlos Calvelo. Así, del mismo modo, recalcan que la licencia de construcción (tal y como se recoge en los informes municipales pertinentes) tenía una duración de tres años, cuando comenzó en 2008.

Otro de los requisitos era que los trabajos no se podían interrumpir por “tempo superior a seis meses”, mientras que “desde el 30 de junio del año 2011 pasaron nueve meses”, exponen desde la asociación vecinal, y añaden otra serie de quejas sobre el edificio de la avenida de Rosa Chacel.

 Señalización > La licencia también especifica que las obras “deberán vallarse e sinalizarse convenientemente”, a lo que suman que el promotor de la actuación deberá tomar “todas as medidas de seguridade pública” necesarias. Sin embargo, desde la obra se puede acceder a las viviendas colindantes “con dos tablas”, comentan algunos vecinos del barrio.

Por último, el informe municipal señalaba que era necesario “repoñer en perfecto estado os elementos urbanísticos afectados”. No obstante una farola “quedó en el interior de la obra”, lamentan las mismas fuentes.

 Inundaciones > Además, según denunciaron desde la entidad vecinal, el promotor “cogió parte del camino público y dejó una arqueta abierta”. De igual manera, algunos de los colindantes sostienen que el sótano que se excavó para crear un garaje “está inundado y cuando llueve inunda el camino de titularidad pública”.

Por su parte, el Ayuntamiento de Arteixo afirma que ya le han abierto un expediente sancionador a la constructora y, ahora, habrá que seguir los trámites oportunos para dar con la solución definitiva para este problema.

 

El Ayuntamiento vallará una obra en la calle de Rosa Chacel para evitar accidentes