Los preferentistas avisan de que pueden controlar NCG y ejercer de banqueros

cajas preferentes
|

Plataformas de afectados por participaciones preferentes de toda Galicia se concentraron ayer en la compostelana plaza del Obradoiro donde se plantearon a sí mismos, como futuros titulares del 30 o 40% del accionariado de NCG Banco, lo que les permitirá “controlar” la entidad y “ejercer como banqueros”.
Una marea de camisetas multicolor tiñó de amarillo, naranja, rojo, verde, azul o violeta la milenaria plaza para distinguir su procedencia, pues participaron en el acto afectados de Compostela y comarca, de O Salnés, Ferrolterra, Vigo o A Coruña bajo el lema “El gobierno del PP roba a los ahorradores para rescatar a la banca. Devolución del 100% de nuestros ahorros”.

como ovejas
Desde Ferrolterra, el integrante de su plataforma Manel Cebral llamó a los afectados a la “rebeldía” porque “nos están tratando como ovejas” e iniciando la “segunda fase de la guerra psicológica para quebrar moralmente a muchas personas” al “obligarlas”, denunció, a firmar unos papeles en los que, si aceptan el canje de sus obligaciones por acciones, puede que no puedan continuar reclamando por otras vías, agregó Amador Pacheco, de O Salnés.
“La rebeldía es no firmar nada”, continuó Cebral, pues advirtió de la “amenaza” de que se venda el banco antes de que finalice el año, “se acabe el dinero y lo perdamos todo”, afirmó.
Suso Domínguez, de la plataforma compostelana, indicó que estos afectados supondrán entre el 30 y 40% del accionariado de NCG, por lo que “si por decreto nos convirtieron en banqueros, vamos a ejercer como banqueros y vamos a quitar a la entidad de la situación de crisis y de robo a la que la abocaron los profesionales” del sector.

Controlar el consejo
“Qué le va a parecer al señor De Guindos si es la sociedad estafada la que va a controlar NCG Banco, no la va a poder vender, y si la vende es nuestra baza para controlar las decisiones en los consejos de administración de la entidad”, dijo Domínguez.
La Xunta insistió en que mantiene su apoyo a los afectados que sufrieron una mala comercialización de estos productos financieros y la defensa de la vía del arbitraje como mejor forma de que el cien por ciento de los ahorradores recuperen la totalidad de su dinero.
Sobre este asunto, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, sostuvo el pasado viernes que el próximo 1 de agosto dos de cada tres gallegos recuperarán el 100 por cien de sus ahorros y agregó que “el problema de las preferentes lo estamos ganando”.
Los preferentistas concentrados en el Obradoiro sostuvieron, entre bocinas y pitadas, pancartas de protesta en las que se podía leer “No a la quita”, “Feijóo tanta fusión. Queremos solución”, “Los bancos españoles nos están robando”, “Feijóo queremos nuestro dinero”, “Banqueros a prisión” y “Europe, help us! Spanish banks are stealing us!” (“Europa, ayúdanos, los bancos españoles nos están robando”).
Domínguez aseguró además, sobre la comisión parlamentaria que investiga qué ocurrió con las cajas gallegas, que la dirección “sabía perfectamente lo que había” y por esa razón “tienen que identificar a ese 5% de mayoristas” que invirtieron en preferentes porque “el resto somos pequeños ahorradores”.
En este sentido el portavoz de los afectados justificó que se anulen estos contratos por “vicio de consentimiento y por mala práctica bancaria”.
Los afectados por estos productos se plantearon diversos “flecos legales” a los que pueden recurrir, entre ellos pedir liquidez por una parte y presentar demanda por la restante, o hacerlo por toda la cantidad sin solicitar liquidez.
También lamentaron las intervenciones de los exdirectivos de Caixa Galicia y Caixanova el pasado viernes en la comisión creada en el Parlamento, pues para Carmen Gayo, de Moaña, es “patético todo lo que han dicho”. Mientras que para su vecina Carmen Pérez de sus comparecencias se demostraba que “se pasan la pelota unos a otros”.
En opinión de Elena Calvar, también de Moaña, a los que “ganamos poco a poco como podíamos un dinerillo nos llevaron todo cuanto teníamos. Ellos que ganan tanto, roban y no les hacen nada”.

Los preferentistas avisan de que pueden controlar NCG y ejercer de banqueros