El Ayuntamiento retoma la idea de construir un nuevo edificio de viviendas

Virgen del Carmen, en Labañou, donde se encuentran pisos municipales pedro puig
|

En su programa electoral, la Marea se comprometió a elaborar “un plan de fomento do dereito á vivenda e fomento da vivenda pública”. Desde las elecciones, el  actual Gobierno municipal ya ha destinado algunos de los pisos de titularidad municipal a realojar a personas afectadas por desahucios, así como a refugiados a los que el Ayuntamiento ha acogido en la ciudad. Pero en sus presupuestos para 2016, la Marea da un paso más ambicioso y plantea la “construcción de un edificio para aumentar el parque de vivienda municipal”.
De acuerdo con el anexo de inversiones del proyecto de presupuestos para este año, el Ayuntamiento destinaría 120.000 euros a lo largo de este ejercicio para este proyecto. En las cuentas emitidas por el Gobierno municipal no figura ninguna subvención de la que se pueda beneficiar la construcción, por lo que la obra correría a cargo del Ayuntamiento sin la participación de otras entidades públicas. Sin embargo, al contrario que la mayor parte de las partidas, este proyecto no se realizaría con fondos propios. De esta forma, los 120.000 euros de su coste se financiarán exclusivamente mediante un préstamo, aunque en los documentos presupuestarios presentados por la Marea no aparece ninguna explicación de por qué se ha decidido recurrir a la financiación.
En los presupuestos presentados por la Marea se contemplan proyecciones futuras de gasto para algunas de las partidas. El Gobierno municipal prevé que la obra requiera de la inversión, a lo largo del año 2017, de 1.380.000 euros adicionales, con lo que el coste total de la obra sería de 1,5 millones de euros. 

alquiler en la etapa del pp
El proyecto  corre a cargo del servicio de Rehabilitación Urbana y Vivienda. En la web de este departamento se explica a los ciudadanos que este departamento trabaja para poner a disposición de los vecinos con dificultades económicas viviendas procedentes del parque municipal, a cambio de las que tendrían que abonar un alquiler social. Sin embargo, en la actualidad no hay  ninguna convocatoria por parte del Ayuntamiento que ofrezca pisos a la ciudadanía.
Las últimas convocatorias masivas de este tipo en A Coruña se produjeron durante el Gobierno del Partido Popular, que en 2012 puso a disposición de la ciudadanía 63 viviendas de titularidad municipal. Estaban destinadas a personas que llevaban más de un lustro empadronadas en la ciudad, sin otra vivienda en propiedad y que podían demostrar que se encontraban en situación de estrechez económica. Las viviendas estaban situadas en los barrios de Eirís, Mesoiro y Los Rosales, así como el grupo de viviendas de Virgen del Carmen y  en la calle Veramar.
En 2013, el Gobierno municipal volvió a abrir otra convocatoria de alquiler social, al que esta vez también pudieron optar personas desahuciadas. En esta segunda ocasión, las viviendas, en la zona de Virgen del Carmen, acogieron a 18 familias. 

El Ayuntamiento retoma la idea de construir un nuevo edificio de viviendas