La temporada de baño se iniciará con el servicio de socorrismo recurrido

El Ideal Gallego-2018-06-08-010-db097f13
|

El próximo viernes día 15, el servicio de socorrismo volverá a las playas coruñesas, después de que el sábado pasado se realizaran las pruebas de acceso en el arenal de Riazor. Fue Top Rescue, la nueva concesionaria del servicio, la que llevó a cabo las evaluaciones, después de ganar una concurso que la anterior concesionaria, Move, ha recurrido ante el Tribunal de Cuentas de la Xunta, aunque fuentes municipales aseguran que  no afectará al servicio, al considerarse esencial. 
Move había recibido la más acta puntuación en la parte subjetiva del pliego de condiciones, que incluye actividades con monitores en las playas (de las que no pudo realizar todas en anteriores años). Por su parte, la Federación Salvamento e Socorrismo de Galicia (Fessga) se retiró de la pugna después de que una de las cláusulas de su oferta, la de traer a la ciudad el Campeonato de Socorrismo Deportivo, se revelara imposible por problemas de calendario.
Además, tampoco pudo superar la oferta de Top Rescue, que era la más baja de todas. Tan baja, de hecho, que el principal argumento de Move para acudir al Tribunal de Cuentas es que la baja es temeraria. Es decir, que resulta difícil garantizar los servicios adecuados con tan poco dinero. Otro argumento es que detrás de  Fessga y Top Rescue se hallan, e realidad, las mismas personas. Fuentes consultadas no niegan que son colaboradores y se conocen entre ellos, aunque alegan que no entienden por qué eso perjudica a Move.  
“Un problema gordo” 
“Va a haber un problema gordo”, apuntan desde Fessga, porque no creen que Move deje de causar problemas durante todo el verano. Además, el Tribunal de Cuentas todavía tiene que fallar, y dependiendo de cuanto tarde en hacerlo, las consecuencias serán distintas. Existe la posibilidad de que, si el dictamen positivo se emite de forma temprana, Move pueda asumir la concesión. Más avanzado el año, quizá la empresa se haga con una indemnización. 
Sea como sea, los socorristas no se moverán de la playa. Fuentes cercanas señalan que el número será el mismo que otros años, puesto que el dispositivo apenas cambiará. La del año pasado se distinguió por ser la más larga, puesto que el buen tiempo reinante permitió prolongarla hasta el 25 de septiembre, cuando lo habitual es finalizarla el día 15. 
 También fue una de las más tranquilas, puesto que no murió nadie: la mayor parte de los decesos en las playas corresponde a personas mayores que sufren infartos, pero en 2017 no hubo ningún incidente parecido. Todos esperan tener la misma suerte este año. Y el mismo tiempo.

La temporada de baño se iniciará con el servicio de socorrismo recurrido