El Barcelona supera en el Camp Nou a un hueso duro

Football Soccer - Barcelona v Sevilla - Spanish Liga BBVA - Camp Nou stadium, Barcelona - 28/2/16. Barcelona's Lionel Messi and Neymar celebrates a goal against Sevilla. REUTERS/Albert Gea
|

El FC Barcelona se llevó un trabajadísimo triunfo gracias a los tantos de Leo Messi -de falta- y de Gerard Piqué, ante un Sevilla que se adelantó en el marcador por mediación de Vitolo y puso en serias dificultades al conjunto azulgrana.
El equipo hispalense volvió a ser un hueso duro de roer, pero tampoco pudo frenar a los de Luis Enrique Martínez, que sumaron un nuevo récord al igualar el récord de 34 partidos invictos del Real Madrid de Leo Beenhakker.
Tal y como se esperaba, ambos conjuntos saltaron al césped del Camp Nou dispuestos a morder. El Barcelona presionaba muy arriba la salida del balón del rival y apelaba a sus hombres de arriba para adelantarse en el marcador. Y podría haberlo hecho ya a los 13 minutos de encuentro, de no haber sido porque la madera lo evitó hasta en dos ocasiones. 
Por su parte, el Sevilla se replegaba a la perfección y aprovechaba sus opciones al contragolpe para meter el miedo en el cuerpo a los azulgrana. Y precisamente así fue como llegó el primer tanto de la noche cuando Trémoulinas cabalgó por banda izquierda hasta línea de fondo y centró para que Vitolo, fuera de marca y de volea, rematará al fondo de la red de Claudio Bravo su segundo gol.
Sin embargo, poco le iba a durar la alegría al conjunto andaluz. Rami cometió falta en la frontal del área sobre Suárez y Messi lo aprovechó para poner de nuevo la igualada. El argentino se sacó de la manga un precioso lanzamiento ajustado por la escuadra derecha e imposible para Sergio Rico.
A partir de entonces, el Barcelona fue un auténtico vendaval dirigido por el ‘diez’, fuera de sí tras su golazo, y que pudo dar la vuelta al marcador hasta en dos ocasiones.
Tras el paso por vestuarios, el guion se repitió. Los de Luis Enrique contaron con grandes ocasiones desde el minuto 1, y el gol no se hizo esperar. De nuevo Messi, que estaba siendo un auténtico quebradero de cabeza para la zaga sevillista, caracoleó dentro del área y la dejó para que Suárez chutara. Sin embargo, fue Piqué el que metió la pierna en posición de delantero centro para dar la vuelta al marcador a los tres minutos de la reanudación.
Lejos de venirse abajo, el Sevilla continuaba creando peligro sobre la meta de Bravo, consciente de que el resultado era ajustado y aún podía sacar algo positivo, pero no lo logró.

El Barcelona supera en el Camp Nou a un hueso duro