Arteixo - El PP se opondrá en el pleno a reformar la piscina porque cree que el proyecto es una “chapuza”

|

El Ideal Gallego-2011-05-03-018-b1d4e44f

redacción > arteixo
  El grupo municipal del Partido Popular de Arteixo anuncia que volverá a votar mañana en contra de la aprobación de un suplemento de crédito de casi 600.000 euros para realizar reformas en la piscina arteixana.
La propuesta ya fue a pleno la pasada semana pero un error en la votación por parte de la concejala del Bloque Nacionalista Galego Silvia Seixas obligó a dejar la moción encima de la mesa.
La propuesta contó con el beneplácito de TeGa, PSOE y la edil Lucía Ferreiro, pero el voto en contra del PP y la abstención del BNG ha provocado que la medida vaya a ser debatida otra vez mañana, en una sesión plenaria que tendrá lugar a las 14.00 horas.
El portavoz popular, Roberto García, indicó ayer que votarán en contra, no porque se opongan a que se realicen reformas en la infraestructura acuática sino que consideran este proyecto una “chapuza”.
Un proyecto de mejora que se pretende llevar a cabo después de que un informe del Ayuntamiento arteixán desvelase que debido “al mal estado general de las instalaciones y del equipamiento técnico” la piscina municipal incumple con la normativa técnico sanitaria lo que, añade el informe, supone un grave riesgo para los usuarios de la instalación en lo relativo al tratamiento del vaso de agua.
Por su parte, la Consellería de Sanidade realizó una inspección el pasado mes de marzo y destaca que no se está depurando la cantidad de agua necesaria para cumplir la normativa vigente. Un hecho este que ya había sido indicado por la Xunta en anteriores ocasiones e, incluso, se le comunicó al Ayuntamiento para que se solucionase.

Irregularidades > El informe técnico también revela que, entre las irregularidades de la infraestructura, existe constancia de que la piscina incumple con los criterios higiénico sanitarios para la prevención y el control de la legionella. Así a principios del pasado mes de febrero una empresa especializada en instalaciones técnicas visito la piscina y recomendó la sustitución de todo el equipamiento técnico.
Esta situación fue denunciada por el grupo municipal del BNG, que calificó de muy graves los hechos. Silvia Seixas acusaba al equipo de gobierno, que preside Pilar Souto, de dejadez por no haber exigido a la anterior concesionaria de la piscina las obras de mejora y que siendo consciente de que no se cumplían las condiciones sanitarias no adoptase medidas para solucionarlo.
Para el BNG la única responsabilidad de la situación recae sobre el propietarios de las instalaciones, es decir, el Ayuntamiento.
Por su parte, la alcaldesa, Pilar Souto, aprovechó la sesión plenaria celebrada el pasado jueves, día 28 de abril, para contestar a las acusaciones de los ediles nacionalistas.
La mandataria local tachó de irresponsable la actitud de estos ediles, al tiempo que los acusaba de utilizar “mentiras para alarmar a los vecinos”.
Souto recordaba que el primer informe sobre la piscina se había hecho durante este mandato. “Antes no hicieron ninguna comprobación, y no voy a nombrar a nadie porque no está aquí como técnico”, dijo la mandataria local.
La controversia y el debate alcanzó, durante la sesión plenaria, tal intensidad que la alcaldesa decidió levantar la sesión, dejar la moción sobre la reforma de la piscina sobre la mesa y convocar una sesión extraordinaria.


Arteixo - El PP se opondrá en el pleno a reformar la piscina porque cree que el proyecto es una “chapuza”