Amancio Ortega compra un edificio en Nueva York por 70 millones de euros

Vista de la fachada del edificio que el empresario coruñés adquirió en Manhattan
|

Amancio Ortega, fundador del gigante textil coruñés Inditex, compró un edificio de oficinas y locales comerciales en una de las zonas más de moda de Nueva York por unos 70 millones de euros, informó la publicación especializada en inmobiliaria “The Real Deal”.
El edificio, que tiene 3.600 metros cuadrados de oficinas y 1.550 de superficie comercial, está situado en el número 414 de la calle 14 de Manhattan, muy cerca del río Hudson y justo en la frontera entre los distritos de Chelsea y Meatpacking.
La operación, que se registró oficialmente el martes por la tarde, se realizó a través de Ponte Gadea, la firma de inversión de Ortega en Estados Unidos, que tiene ya otras propiedades en diferentes ciudades del país.
El edificio, de planta baja y cuatro alturas, fue comprado en 2007 por las firmas Carlyle y Sitt Asset por 51,7 millones de euros, y luego transformado en oficinas modernas, con una azotea para celebrar eventos. Según “The Real Deal”, algunos inquilinos del edificio son las firmas de ropa Levi’s y Patagonia.
Ortega, fundador del imperio textil gallego Inditex, del que Zara es la principal enseña, es la tercera persona más rica del mundo según la revista Forbes, que le calcula una fortuna de nos 42.100 millones de euros.
Esta adquisición llega apenas medio año después de que Zara inaugurase en la Quinta Avenida de la ciudad una tienda “de referencia mundial”, que, con una superficie de más de 3.000 metros cuadrados, se convirtió en la más grande del grupo en Estados Unido.
Este establecimiento también está en un edificio en un emplazamiento único. El edificio Tishman, en el 666 de la emblemática arteria comercial neoyorkina, en la confluencia con la Calle 52, una de las áreas comerciales más importantes del mundo.
Esta tienda fue adquirida en su día por la compañía que preside Pablo Isla por unos 249 millones de euros.
Este establecimiento incorporó un nuevo concepto arquitectónico y de diseño interior, con el que la marca gallega puso en marcha una estrategia encaminada a “reforzar el protagonismo de la moda” que se basa en cuatro principios: belleza, claridad, funcionalidad y sostenibilidad. Así, prima la sencillez, “en la búsqueda del contacto directo del cliente con la moda”. n

Amancio Ortega compra un edificio en Nueva York por 70 millones de euros