Luque: “Aquella fue la eliminatoria más importante de la historia del club”

|

El Deportivo regresa esta tarde (20.30, hora española) al estadio do Dragao trece años, tres meses y nueve días después de su última visita, uno de los momentos más grandes y, a la vez, más dolorosos del conjunto blanquiazul. La escuadra coruñesa cayó con el Oporto en semifinales de la Liga de Campeones 2003-04, tras empatar en Portugal (0-0) en la ida, el 21 de abril de 2004, y caer en Riazor (0-1), con un gol de Derlei, de penalti, dos semanas después.
Uno de los elegidos por Javier Irureta en el equipo titular en aquel duelo en tierras lusas fue Albert Luque, quien aún tiene muy frescos los recuerdos de aquel enfrentamiento.
“Ha sido la eliminatoria más importante de la historia del Depor. Creo que había equipo suficiente para llegar a la final. Jugamos contra un grandísimo rival, pero la clave de aquella eliminatoria fueron las bajas de Mauro Silva y Jorge Andrade en el partido de vuelta”, comenta el exdelantero catalán, quien militó en el club herculino entre 2002 y 2005, y disputó 101 partidos de Liga y 26 de la Champions con la camiseta blanquiazul, marcando 26 tantos en el campeonato doméstico y cuatro en el torneo más importante de Europa.
Andrade fue expulsado en el minuto 87 del partido de ida, mientras que el centrocampista vio una cartulina amarilla en el 29 y cumplió sanción en el choque de A Coruña.
“Recuerdo que en O Dragao tuve que pedir el cambio antes del descanso por una patada que me dio Paulo Ferreira. Estuve con tratamiento de fisioterapia, me perdí varios partidos de Liga y, aunque jugué la vuelta, aún estaba dolorido y lo hice condicionado”, relata, y subraya lo difícil que era, en aquel momento, intuir lo importante que acabaría siendo en el mundo del fútbol el entrenador de aquel Oporto.

Inicios de Mourinho
“En esa época, tanto Mourinho como el equipo portugués no habían llegado a su máximo mediáticamente, pero tenían a jugadores como Deco o Ricardo Carvalho, que después fueron importantísimos. Aquella temporada, ‘Mou’ empezó a escribir su historia. Recuerdo los gritos y los saltos que pegó en el túnel de vestuarios cuando se clasificaron, algo que no era normal en un entrenador, pero que ahora, conociéndole, en él sí lo es”, apunta.
Luque tiene claro cuál es el momento que más le marcó de aquella eliminatoria: “El trayecto del hotel a Riazor en autobús en el partido de vuelta, que había muchísima gente. Me quedo con esa imagen”.
El exdeportivista también habla sobre la actualidad del conjunto blanquiazul. El barcelonés considera que, un curso más, la meta de los coruñeses será pelear por la permanencia. Sin embargo, considera que, de lograr el fichaje de Lucas Pérez, la plantilla daría un salto de calidad.
“El objetivo va a ser otra vez el tema de la salvación, pero siempre se quiere pensar en algo más. Aunque la vuelta de Lucas sería un gran fichaje para el deportivismo y le daría un plus al equipo”, afirma.

Luque: “Aquella fue la eliminatoria más importante de la historia del club”