Devuelven a Marruecos a 21 inmigrantes entraron a Melilla en coches kamikazes

Fotografía facilitada por la Delegación del Gobierno sobre la colocación de barreras en zig zag en la frontera, para evitar la entrada de inmigrantes a Melilla de manera violenta a bordo de vehículos "kamikazes" como ocurri&oac
|

Según ha informado hoy en rueda de prensa el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, la devolución de estas personas es fruto de la colaboración entre España y Marruecos a partir del acuerdo entre ambos países firmado en 1992, pero que entró en vigor en diciembre de 2012 tras ser publicado en el Boletín Oficial del Estado.

Doce de los inmigrantes devueltos accedieron a Melilla en la mañana del pasado domingo a bordo de un coche por el puesto fronterizo de Farhana, en tanto los otros nueve lo hicieron en otro vehículo que traspasó las verjas de la frontera de Beni Enzar el pasado día 7 y que a punto estuvo de arrollar a varios agentes.

El Barkani ha calificado de "intolerables" este tipo de incidentes que protagonizan los inmigrantes, dirigidos por las mafias y, aunque ha dicho que entiende la desesperación de los subsaharianos, ha aludido a que no se puede ceder "al chantaje" que plantean aquellos que se lucran del tráfico de seres humanos.

"Se hace necesario replantear la consideración que se otorga a quienes llegan violentando la frontera, utilizando la fuerza o prestándose a situaciones de chantaje humanitario que favorezcan el negocio de las mafias", ha afirmado el delegado.

A raíz de estos intentos protagonizados por los inmigrantes a bordo de estos vehículos, se han tomado una serie de medidas en los puestos fronterizos, destinadas a evitar que estos intentos puedan volver a repetirse.

En este sentido, se han instalado una serie de barreras provisionales, colocadas en zig zag, para obstaculizar la entrada de los coches, al tiempo que se ha duplicado el número de agentes de la Brigada de Respuesta contra la Inmigración Clandestina.

Según El Barkani, se están estudiando otra serie de medidas "más estructurales" con objeto de mejorar la efectividad de los obstáculos.

El objetivo que se persigue tanto con la devolución de los inmigrantes como del aumento de las medidas de seguridad es lanzar un mensaje a las mafias para decirles "basta ya" y para que tomen conciencia de la lucha que se realiza contra las mismas por parte de las autoridades.

Consciente de que la instalación de las barreras va a afectar al tránsito de vehículos en los puestos fronterizos, el delegado ha querido dejar claro que, ante este tipo de situaciones, es necesario "anteponer la seguridad a la fluidez".

Devuelven a Marruecos a 21 inmigrantes entraron a Melilla en coches kamikazes