María Treviño y Juan Gallego se bañan en salitre de diferentes formas

María Treviño plasma el gesto rebozado de agua
|

Después de pasear una representación de lo que enseñan sus paredes en Art Madrid, la galería Moret Art presenta hoy la exposición “Realidades líquidas” a las 19.30 horas, que surge como un proyecto conjunto de Juan Gallego y María Treviño, dos artistas con carreras artísticas independientes que sin embargo, maceran en idéntico sofá. La pareja confluye esta vez en una misma temática, el mar, para mostrarlo de distintas formas, haciendo uso de distintas partes de la paleta y colocándose desde diferentes perspectivas. 
Si bien María alimenta de salitre sus retratos que aparecen sumergidos en un azul verde muy intenso, Juan Gallego se baña en abstracto para envolver de fuerza una sala poblada de personas, las que pinta Treviño, que se deforman bajo el agua. Sus gestos hipnotizan y detalles como las burbujas evidencian un talento, el del pincel, que resuelve la técnica con maestría. Cuentan desde el centro de arte que su obra tiene un aire más contemporáneo metida en un subuniverso marino inyectado de ternura con la presencia de niños. 
Enfrente, su compañero se acerca al mar de otro modo, a través de enfoques y desenfoques. Aplica un zoom sobre paisajes y las formas reconocibles se vuelven irreconocibles. Ocurre en la serie “Fuerza”, donde las olas pintan escenas marinas muy expresivas, o en la serie “Espuma cuántica”, en la que algas y burbujas conviven sobre una amalgama de azules. Su estatismo contrasta con la bravura oceánica y entre los dos cuentan la historia a su manera en una galería que ya visitaron y que los define como “tremendamente modernos” al reivindicar un tipo de arte pictórico con una gran tradición a sus espaldas y a contracorriente de las tendencias artísticas digitales. Los dos saben encontrar la belleza en lo cercano.

María Treviño y Juan Gallego se bañan en salitre de diferentes formas