Los percebeiros rechazan el proyecto de una empresa para explotar el crustáceo de Punta Langosteira

El espigón exterior de Punta Langosteira mide 4,5 kilómetros de largo y son el refugio de gran cantidad de moluscos
|

Desde que se levantó el espigón del Puerto Exterior, se convirtió en un filón de riqueza marisquera: mide 4,5 kilómetros de largo y está compuesto de bloques cuadrados de cemento donde ha encontrado refugio el crustáceo y la Autoridad Portuaria busca una empresa que explote esta riqueza. Ayer, la empresa Biolangostech presentó su proyecto a la Cofradía de Pescadores a cuyos percebeiros necesita para faenar en un lugar tan peligroso como la escollera de Punta Langosteira y se ha encontrado con el rechazo de los percebeiros. Su portavoz, Xulio Montero, mostró su indignación por un plan que, asegura, les perjudica claramente.


El plan de la empresa es recoger percebe para luego congelarlo. “Como se pode vender como fresco se non o está máis de tres meses, a súa idea é esperar a que suba o precio para vendelo”, explica un molesto Montero. Es decir, que los percebeiros no podrían beneficiarse de las alzas en el precio por la escasez del molusco. “Queren que traballemos a soldo deles para logo non gañar nada”, denunció el portavoz del colectivo.
Los percebeiros también critican la exposición de los responsables de Biolangostech por considerarla poco clara en varios puntos. Por ejemplo, parte del plan es recoger el marisco para luego sembrarlo en una especie de batea empleando una especie de gel para fijarlo a chapas de metal. “Falan de estudos de univerisdades pero non nombran a ninguén”, explicó Montero, que no ocultó su desconfianza, sobre todo porque los representantes no explicaron a cuántos percebeiros contrarían y bajo qué condiciones.


Interés directo
Sin embargo, les necesitan para hacerse con la concesión, puesto que contar con la cofradía les otorgaría muchos puntos para el concurso, que sigue pendiente de un candidato. Precisamente el día anterior, el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, exponía como un “hecho cierto” que la cara exterior del dique principal es dominio público portuario. Eso quiere decir que el percebe solo puede ser explotado a través de una concesión de Autoridad Portuaria. “De momento no se ha hecho porque de momento no se ha promovido un interés directo y cierto por parte de ninguna empresa”.
Fuentes de la Autoridad Portuaria calculan que el precio de la concesión oscilará entre los 50.000 y los 100.000 euros, aunque lo más probable es que la cifra final esté más cercana a la primera que a la segunda. Biolangostech es una sociedad limitada de tres años de edad cuyo domicilio social se encuentra en la avenida de Calvo Sotelo. Su propósito es el desarrollo, cría y engorde de organismos marino así como su extracción del medio natural.
Los percebeiros aseguran que los responsables son los mismos que los de Porto Muiños, que ya intentó hacerse con la concesión. En julio de 2013 también esta empresa familiar radicada en Cerceda desde 1998 y cuyo principal producto son las algas, la sal y otros productos marinos para la gastronomía realizó una presentación ante la cofradía de Caión en la que detalló sus planes, entre ellos contratar personal entre los miembros de la asociación.


Como en Gijón
“Non conseguiron nada en Caión e agora veñen aquí”, resume Montero. Para los percebeiros, no hay nadie con más derecho con ellos para faenar en las rocas de Punta Langosteira, aunque no se trate de un punto de vistas que comparte la Autoridad Portuaria. Montero recuerda que en Gijón, se permitió a los mariscadores faenar sin necesidad de una concesión.
Mientras tanto, Punta Langosteira es visitada habitualmente por los furtivos, a pesar de los esfuerzos de la Guardia Civil por impedirlo. Aunque su riqueza marisquera solo es accesible cuando reina el buen tiempo.

Los percebeiros rechazan el proyecto de una empresa para explotar el crustáceo de Punta Langosteira