La Xunta pide a Vigo y A Coruña que sancionen si hace falta el exceso de aforo en autobuses

Uno de los autobuses urbanos de A Coruña | quintana
|

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, explicó ayer que su departamento se ha dirigido a los ayuntamientos de Vigo y A Coruña para que velen por el cumplimiento de las normas de aforo en el transporte urbano. Así se pronunció en una rueda de prensa al ser preguntada al respecto después de que trascendiesen imágenes con vehículos de transporte público urbano en ambas ciudades al total de su capacidad.

Ethel Vázquez recordó que, entre las medidas puestas en marcha, está la limitación a “un sexto” de la capacidad de las plazas de pie. “Hemos visto algunas imágenes que en el transporte urbano en Vigo y A Coruña no se están cumpliendo, por eso nos hemos dirigido a las entidades locales para que hagan inspecciones”, señaló para abogar también por “sancionar” en el caso de que sea necesario.

 

Cumplimiento

La titular de Mobilidade sostuvo que el transporte competencia de la Xunta “cumple prácticamente en su totalidad las medidas” pero aseguró que “preocupa la limitación del sexto de las plazas de pie que “no se está cumpliendo en determinadas ciudades”. “Esperamos que A Coruña y Vigo adopten las medidas necesarias de su competencia para que se cumplan estas medidas imprescindibles”, indicó.

La conselleira explicó también que las normas implantadas en los servicios de transporte público en un contexto de Covid-19 responden a protocolos “estrictos” y están avaladas por el Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral (Issga). Entre estas normas está la de que las plazas sentadas en estos transportes puedan ir al 100% de su capacidad, pero en las que son de pie solo puedan ir ocupados uno de cada seis lugares de los que dispone según la normativa general.

Según señaló la conselleira de Mobilidade, el objetivo es “garantizar la trazabilidad de los usuarios” para “hacer los rastreos imprescindibles para controlar el virus”. Además, Ethel Vázquez se refirió a otras recomendaciones establecidas en los trasnportes como “no comer” y “evitar en la medida de lo posible hablar”

 

Contratos

Por otra parte, el Ayuntamiento de Vigo aprobó la contratación de 23 personas (por 41.000 euros) que, durante el tiempo que esté encendido el alumbrado navideño, vigilarán que se respeten los aforos en las calles del centro y que las personas que acudan a disfrutar de las luces y los adornos cumplan las normas contra el coronavirus.

Así lo anunció ayer en rueda de prensa el alcalde, Abel Caballero, que detalló que estas personas serán las encargadas de controlar, con ayuda de cámaras (cuya instalación aún está pendiente), que no haya más personas de las permitidas en determinadas zonas, que estarán acotadas por vallas; que se respeten las distancias; o que todo el mundo haga uso del gel desinfectante que habrá en dispensadores.

El regidor olívico señaló, con respecto al alumbrado de Navidad, que todavía no hay fecha concreta para el encendido, y que será algo que el Ayuntamiento “hablará” con los hosteleros, para que coincida con la reapertura de sus negocios.  

La Xunta pide a Vigo y A Coruña que sancionen si hace falta el exceso de aforo en autobuses