La senda peatonal de Monte Alto sigue adelante a pesar de las quejas vecinales

La concejala de Participación Ciudadana, Claudia Delso; el de Regeneración Urbana, Xiao Varela, y el de Movilidad, Daniel Díaz Grandío | quintana
|

El Gobierno local anunció ayer que de forma “inminente”, comenzará las obras en la ronda de Monte Alto y la calle Marola que anunció hace más de un año y que, finalmente, darán comienzo entre principios de este mes y comienzos del siguiente. Serán los primeros pasos para crear el “Camiño do Vixía”, una senda peatonal que atravesará el barrio desde la plaza de España hasta la cárcel provincial. Se trata del mismo plan que ya fue criticado por los vecinos, alarmados por si perdían plazas de aparcamiento. El presidente del barrio, Alberte Fernández señaló: “Non nos sorprende que o aprobaran igual porque desde o principio non o fixeron consensuado cos veciños”.
El Ayuntamiento cuenta con un ambicioso proyecto para Monte Alto, un barrio que considera maltratado por el urbanismo salvaje y que sufre una grave carencia de espacios públicos: por eso quiere conectar la plaza de España con los jardines de la antigua cárcel provincial, reformando la avenida de Navarra, el campo de Marte, la avenida de Hércules, la calle de La Torre, Vereda del Polvorín y la Vía Ártabra.
Tras conocer el proyecto por los medios de comunicación, la asociación de vecinos organizó dos debates. Ya en el primero, el 7 de julio de 2016, cuando Varela acudió a presentar el plan en la biblioteca del barrio de Monte Alto, se encontró con la oposición y desconfiaza de una gran parte de los vecinos, preocupados por el aparcamiento. Tras hora y media de discusión, Varela se plantó: “É incompatible poder aparcar debaixo do teu portal con certa calidade urbana”.
Aparcamiento
El próximo paso que se dará es cambiar el aparcamiento en la ronda de Monte Alto. “A xente reclama primeiro calidade do espacio público: camiñar seguros e cómodos pero tamén ter resolto o tema do aparcamento”, comentó Xiao Varela, que estuvo acompañado por el concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío, y la de Participación Ciudadana, Claudia Delso. Por eso se elimina un carril en cada sentido en la ronda de Monte alto y las plazas pasan de ser en línea a en batería, con lo que Movilidad espera ganar 64 nuevas plazas. También se eliminará la mediana de cemento y se plantarán media docena de árboles. En total, la intervención constará 92.000 euros.
En cuanto a la calle Marola, de seis metros de ancho, será peatonalizada con un coste de 141.589 euros, en una obra de 75 días que hará desaparecer 18 plazas de aparcamiento. Será la única del “Camino do Vixía” donde no pueda circular el coche: tendrá plataforma única de adoquín liso pero con bandas para el paso del tráfico de las confluencias doctor Ferrante y Suevia. Además, se plantarán árboles y se instalarán bancos. Varela asegura que tiene en cuenta el trayecto del bus escolar, que tiene problemas para maniobras, uno de los defectos que señaló la asociación de vecinos, aunque al mismo tiempo señala que es el mismo proyecto.
Se perderán algunas plazas, pero el Ayuntamiento considera que, con la reforma de la ronda de Monte Alto, se ganarán 48. "Os números absolutos son positivos", recalcó el edil. l

La senda peatonal de Monte Alto sigue adelante a pesar de las quejas vecinales