Unos 8.000 turistas toman la ciudad en la primera escala triple de cruceros del año

El Ideal Gallego-2015-05-15-007-53dd62d5_1
|

La primera escala triple del cruceros del año atrajo ayer hasta A Coruña a unas 8.000 personas entre viajeros y tripulación. Aunque hubo quien escogió irse de excursión, la gran mayoría de los pasajeros decidieron pasear por el centro. El atraque más importante fue el del “Britannia”, perteneciente a la naviera P&O, que fue recibido como nunca antes había ocurrido con otro transatlántico. El presidente del Puerto confesó que los fastos fueron una forma de agradecer a la compañía su fidelidad, mientras que desde el Ayuntamiento destacaron que es necesario readaptar comercio y hostelería a las costumbres de estos viajeros.
Los barcos “Britannia”, “Mein Schiff I”, de la empresa Tui Cruises, y “Le Soleal”, propiedad de Compagnie du Ponant, arribaron a la ciudad con miles de turistas dispuestos a disfrutar del potencial de la urbe. Aunque hubo muchos que compraron excursiones a Santiago y a Betanzos, la presidenta del Consorcio de Turismo, Luisa Cid, resaltó que la gran mayoría permanecieron cerca de los muelles de transatlánticos y Calvo Sotelo.
“Los que compran son un 24%, el resto del pasaje suele quedarse en la ciudad. El 88% de las personas que permanecen aquí quieren un mapa y pasear sin perder de vista el barco”, señaló la concejala. Gracias a ello, los establecimientos del entorno vendieron más que en un día normal.
Sin embargo, durante la celebración de la primera escala del “Britannia” en el puerto, Cid aclaró que todavía es posible que la “rentabilidad económica sea mayor”. “El de los cruceros es un tema en el que tenemos que trabajar; aún estamos adaptando nuestras costumbres, nuestra hostelería y nuestro comercio a este tipo de cliente”, certificó.
El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, se centró más en la evolución de las cifras de la institución. El alto cargo –que recibió al capitán del barco acompañado por el delegado del Gobierno, Santiago Villanueva; el presidente de la Diputación, Diego Calvo; y el responsable de la terminal de cruceros, Luis del Moral, entre otras autoridades– explicó, primero, que la extensa agenda desarrollada ayer tuvo como objetivo reconocer la aportación de la naviera P&O a las estadísticas.
“El buque no solo es importante por sus cifras sino porque es la insignia de la compañía que, en estos momentos, es la primera que ha apostado por A Coruña y hará 25 escalas este año”, concretó.
Respecto al futuro, comentó que en 2015 visitarán el municipio por primera vez varias embarcaciones y, al final de ejercicio, deberían haber pasado por las instalaciones “en torno a 130.000 cruceristas, lo que supone un ligero incremento con respecto a 2014 tanto en escalas como en turistas”. “Para 2016 estamos muy bien posicionados”, anunció.
La pega para un día de fiesta en el que participaron gaiteiros y miembros de The Royal Green Jackets fue que el pasaje era de edad muy avanzada, por lo que no pudo disfrutar todo lo que le hubiese gustado. De hecho, el interior del hotel marítimo –recién botado– es espectacular pero la decoración es muy sobria en consonancia con el tipo de personas que compran los billetes.

Unos 8.000 turistas toman la ciudad en la primera escala triple de cruceros del año