Los pequeños coruñeses lanzan ideas para “una ciudad mejor”

Inés Rey (a la izquierda) y sus concejales escucharon las propuestas infantiles | quintana
|

“Algunas calles estrechas tendrían que vallarse para mejorar la seguridad del peatón”. “Podría destinarse el dinero de la Cabalgata de Reyes para gente que no tenga ropa, comida ni juguetes”. “Sería bueno tener un programa de ayuda para los mayores que viven solos”. Escolares de los colegios Manuel Murguía, Alborada y Fogar de Santa Margarida lanzaron sus propuestas al Gobierno local a través de “Sementando participación”, una iniciativa de la Concejalía de Bienestar Social, Igualdad y Participación que cuenta con la colaboración de la ONG Educo.

La alcaldesa, Inés Rey, reunió a todo su equipo de concejales a primera hora para responder a las propuestas de los alumnos de quinto de Primaria, que fueron presentando iniciativas a través de trabajos que realizaron en clase con ayuda del profesorado de sus centros.
Rey les manifestó la importancia de este programa y les aseguró que “a vosa participación implicará cambios e melloras moi importantes na nosa cidade”. Además, agradeció sus “propostas solidarias, xa que poñen de manifesto a vosa preocupación polas persoas que menos teñen e que o están a pasar tan mal nesta crise económica”. 

Los estudiantes realizaron hasta 28 propuestas sobre seguridad vial, entornos escolares seguros, huertos urbanos, erradicación de especies invasoras,  centros de acogida de animales, purificación del aire y lucha contra la homofobia, entre otras temáticas.

De Irún a Finisterre 
Por otra parte, los alumnos de cuarto del CEIP San Pedro de Visma se encuentran estos días haciendo su particular Camino de Santiago. Lo hacen sin abandonar el patio del cole. Son más de 900 kilómetros a completar a lo largo del curso escolar y el objetivo es ganar el jubileo en equipo, luchar contra el sedentarismo y aprender.

En Año Santo (2021), pero también en época de coronavirus, cubrir la distancia desde Irún a Finisterre, con la suma de los metros que camina cada alumno (18 aulas y 370 niños de cuarto de infantil a sexto de primaria), es la propuesta de este centro educativo. 

Detrás de la idea están los profesores de Educación Física Fabián Canosa y Rubén Barrán, que han contado con la implicación de alumnos, del claustro y del personal no docente. En “Sementa Camiño” han hallado la forma de adaptarse “a la nueva normalidad en las aulas” con la ventaja de que su centro está rodeado de verde.

Los pequeños coruñeses lanzan ideas para “una ciudad mejor”