Obama recuerda a las víctimas de Boston un año después de los atentados

El presidente estadounidense, Barack Obama. EFE
|

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, homenajeó hoy a las víctimas de los atentados de Boston con motivo del primer aniversario del suceso y elogió "el increíble coraje" y el "liderazgo de muchos de los bostonianos" que ayudaron en las labores de socorro.

"Cuatro personas inocentes murieron esa semana y cientos más resultaron heridas. Hoy recordamos a Krystle Campbell, Lingzi Lu, Martin Richard y Sean Collier. Elevamos nuestro pensamiento y oraciones por los que aún luchan por recuperarse", dijo el presidente en un comunicado.

"También sabemos que las imágenes más vívidas de aquel día no eran del humo y el caos, sino de la compasión, la bondad y la fuerza: Un hombre con un sombrero de vaquero ayudando a poner fuera de peligro a un extraño herido; corredores abrazando a sus seres queridos y los unos a los otros; un sanitario llevando a un espectador a un lugar seguro", relató Obama al recordar aquel día.

El presidente dio las gracias por su valentía tanto a bomberos, policías, médicos y enfermeros, como a los corredores y espectadores que hoy hace un año fueron sorprendidos por las bombas.

"Un año más tarde, también estamos junto a los hombres y mujeres que continúan inspirándonos, aprendiendo a ponerse de pie, caminar, bailar y correr de nuevo", agregó el mandatario.

Obama, que guardará un momento de silencio por las víctimas durante el día de hoy, no ha viajado a Boston para los actos conmemorativos del aniversario, que contarán con la presencia del vicepresidente, Joe Biden, y de su esposa, Jill.

Tamerlán y Dzhokar (Jahar) Tsarnaev, hermanos de 26 y 20 años, colocaron dos ollas a presión llenas de explosivos caseros en la concurrida meta de la maratón de Boston, causando la muerte en el acto de tres personas e hiriendo a otras 260, muchas de las cuales sufrieron amputaciones o heridas de las que aún se recuperan.

El mayor de los hermanos murió en una persecución policial en los suburbios de la ciudad, en la que antes mató a un agente de policía.

La fiscalía estadounidense ha pedido la pena de muerte para el pequeño de los hermanos.

Obama recuerda a las víctimas de Boston un año después de los atentados