La Xunta coloca 500 millones en deuda a un bajo interés con la ayuda de Abanca

GRA267. A CORUÑA, 06/10/2014.- Los presidentes de Banesco, Juan Carlos Escotet (2i), Abanca, Javier Etxeberría (c) y el consejero delegado de esta última, Pedro Botas (i), entre otros asistentes, durante el acto en el que Abanca y el
|

Galicia colocó en un solo día, a través de la entidad Abanca, una emisión de 500 millones de euros de deuda pública en bonos a cinco años al “interés más bajo de la historia” de esta comunidad.
La Consellería de Facenda y Abanca informaron en sendos comunicados de esta operación, con un tipo de interés “muy competitivo, del 1,37%”.
Según la entidad financiera, el plazo medio de una colocación de bonos es de ocho días, y la emisión de obligaciones a tipo de interés fijo está muy repartida entre inversores nacionales e internacionales.
La fecha de emisión y desembolso es el 18 de noviembre y la fecha de vencimiento el 10 de mayo de 2019.

bajo la media
Según datos facilitados por el Banco de España, en septiembre pasado la Xunta rebajó su deuda pública en el segundo semestre en 198 millones de euros, 0,4 puntos menos que en el trimestre anterior, y se sitúa algo más de 4 puntos inferior a la media de comunidades en relación a su PIB.
Galicia tiene una deuda pública que ronda actualmente los 10.000 millones de euros y representa cerca de 18 por ciento de su PIB. La entidad financiera Abanca comunicó ayer a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) su renuncia a participar en el Proyecto Ibero, cuyo objetivo es adjudicar la gestión de los activos de esta sociedad.
Abanca informó en un comunicado de esta decisión, que no afecta a los activos propiedad del banco, que seguirá gestionando como hasta ahora.
La entidad optó por esta medida en base a la voluntad de la entidad de focalizar su estrategia en el negocio bancario tradicional, los seguros y los medios de pago.
La entidad, surgida de Novagalicia Banco y fusionada con el Banco Etcheverría, comunicó además a los responsables de la Sareb su disposición para colaborar en la sucesión de los servicios de administración y gestión de la cartera de activos transmitida en su momento por la entidad a esta sociedad.
Lo hará, sostiene en la misma nota de prensa, con idéntica profesionalidad con la que ya prestó sus servicios durante los dos años de gestión. 

La Xunta coloca 500 millones en deuda a un bajo interés con la ayuda de Abanca