Tsipras desafía a la troika al readmitir a los funcionarios despedidos

A4 ATENAS (GRECIA), 07/05/2015.- El primer ministro griego, Alexis Tsipras (c), posa junto a las empleadas de los servicios de limpieza que han sido despedidas del Ministerio de Finanzas durante su reunión en Atenas, Grecia, hoy, 7 de mayo de 2015.
|

 El primer ministro griego, Alexis Tsipras, recibía ayer a las limpiadoras despedidas del Ministerio de Finanzas, un colectivo que se convirtió en símbolo de la resistencia contra las políticas de austeridad, tras aprobar el Parlamento el martes pasado la readmisión de 3.928 empleados del sector público. “Somos nosotros quienes debemos daros las gracias y no vosotras a nosotros, porque en circunstancias difíciles fuisteis un ejemplo de abnegación y combatividad. Cuando una lucha es justa puede traspasar fronteras”, dijo Tsipras en su encuentro con el grupo de unas 40 limpiadoras. La reunión se celebró el día en que se cumple un año de que un grupo de 595 trabajadoras despedidas acamparan frente al Ministerio de Finanzas en señal de protesta. Las trabajadoras formaban parte de la plantilla estatal de funcionarios y se encargaban de limpiar el Ministerio y las delegaciones de Hacienda en todo el país. Tras el encuentro de ayer, las limpiadoras anunciaron que van a desmantelar el campamento improvisado que mantienen a las puertas de su antiguo puesto de trabajo. Organizadas en turnos de mañana, tarde y noche, esta reivindicación se convirtió en su nuevo empleo tras el despido. A su salida de la reunión con Tsipras, una de las trabajadoras, Anna Pulaki, declaró estar “muy emocionada” y explicó que el primer ministro les había manifestado que la lucha que queda ahora es con los socios europeos. Y es que el Parlamento aprobó el martes la ley de reforma administrativa, que prevé la readmisión de todos los trabajadores del sector público cuyos despidos fueron declarados inconstitucionales por el Tribunal Supremo Administrativo. En concreto, son 3.928 empleados entre los que, además de las limpiadoras, figuran profesores de secundaria, guardias escolares y médicos del sistema público de salud, que corresponden a entre el 2% y el 3% del total de empleos públicos eliminados en los últimos años. Ese monto se restará del total de 15.000 nuevos contratos de funcionarios que el Ejecutivo se ha comprometido a firmar durante 2015, proyecto con el que recoge una promesa del Gobierno anterior, liderado por el conservador Andonis Samarás. El viceministro de Reforma Administrativa, Yorgos Katrúgalos, destacó en el Parlamento que la ley es un primer paso para reparar las “injusticias extremas”, reducir la burocracia y devolver la legalidad al sistema administrativo griego. Durante los cinco años de crisis el número de funcionarios se ha reducido en 350.000, la mayoría de ellos debido a las jubilaciones. De los 930.000 empleados a principios de 2010 se pasó a 570.000 a finales de 2014, antes de que el Gobierno del izquierdista Syriza fuera elegido en las elecciones generales de enero pasado. visita de varufakis El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, mantendrá un encuentro hoy en Madrid con el titular de Economía, Luis de Guindos, en el que se hablará de la reunión del próximo lunes del Eurogrupo que analizará las medidas que debe aplicar Grecia en el marco del segundo rescate concedido al país. Esta será la primera visita de Varufakis a España y se produce por deseo de Grecia. La esperanza de que se llegue a un acuerdo entre Grecia y el Eurogrupo se ha desvanecido y ambas partes sostienen que el pacto cordial se producirá en los próximos días. Así lo aseguraba ayer el propio Varufakis, que apuntaba que Atenas y los acreedores internacionales deberían de fijar próximos días o semanas un paquete integral de reformas. El ministro heleno afirmaba que hasta ahora las instituciones acreedoras se han centrado demasiado en las condiciones establecidas para la próxima inyección de liquidez en lugar de pensar cómo reflotar el crecimiento y el empleo en Grecia. Varufakis señalaba que ha habido “muchos progresos” en las negociaciones en el Grupo de Bruselas, formado por las instituciones de la antigua troika, es decir, la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). Precisamente, Varufakis perdía el protagonismo en las negociaciones con este grupo por decisión de su propio Gobierno. En este sentido, aseguraba que había “sintonía” y “armonía” en el Ejecutivo heleno al recordar los rumores surgidos tras el tenso Eurogrupo informal en Riga hace dos semanas respecto a que Tsipras no le mantendría en el Gobierno por las críticas de las que era objeto por parte de los socios de la zona del euro. El encuentro estará marcado por esta decisión del Gobierno liderado por Tsipras de readmitir a 3.900 funcionarios que habían sido despedidos frente a las peticiones de los acreedores.

Tsipras desafía a la troika al readmitir a los funcionarios despedidos