Culleredo culpa a la Xunta de la escasez de plazas en las escuelas infantiles cuya titularidad cedió

las relaciones entre jabares (d) y traballo e benestar vuelven a tensarse quintana
|

Cuando todo indicaba que la relación entre el gobierno local de Culleredo y el Consorcio Galego de Igualdade e Benestar –dependiente de la Consellería de Traballo– se había normalizado, la primera teniente de alcalde, la nacionalista Raquel Jabares tildó de “imperdoable” que la Xunta no adopte medidas en lo que se refiere a la “falta de prazas” en las escuelas infantiles gestionadas por el Ejecutivo autonómico.

Una situación que, como refleja el gobierno local, se repite año tras año, “quedando en evidencia a xestión da Xunta na materia”, ya que son un total de 142 pequeños los que se han quedado en la lista de espera para entrar en alguna de las tres instalaciones que se ubican el término municipal de Culleredo: O Burgo, Vilaboa y Fonteculler.

 

cifras

El consistorio señaló que hay mucha demanda en todas las franjas de edad para estas guarderías. Así, para el primer año de vida, se han quedado fuera 28 bebés, de los que 23 son vecinos de Culleredo y cinco de municipios limítrofes. Para el año siguiente, los niños que, de 1 a 2 años, se han quedado fuera, ascienden casi al triple, 77, siendo 68 residentes en la localidad. Por último, de 2 a 3 años los que se quedan en la lista de espera son 37, de ellos 24 cullerdenses.

“Queda máis que demostrado que as escolas infantís do municipio non dan para máis”, afirmó Jabares, quien exigió a la Xunta que mejore “notablemente e con urxencia” la planificación en la apertura de guarderías en el territorio gallego.

A juicio de la concejala, los criterios de la oferta y la demanda “deben primar á hora de decidir a creación de novas infraestruturas” y no los criterios “discrecionais”, que “ás veces” se dan para marcar las políticas sociales del Gobierno gallego.

 

apuesta

La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Culleredo dijo tener “moi claro” que la demanda de plazas existente en el municipio “debería empurrar a programar unha actuación para crear un carto centro”, pero lamentó que la Consellería de Traballo e Benestar “parece non querer enterarse”.

Es más, como muestra de estar convencida de lo que dice, Raquel Jabares aseguró que presentará su dimisión “si se constrúe unha nova escola infantil en Culleredo e logo quedan prazas sen cubrir”, lo que demostraría que su petición era “infundada”.

Pero, del mismo modo, la concejala nacionalista invitó a la responsable del citado departamento autonómico, la conselleira Beatriz Mato, a que deje también su cargo si inaugura guarderías en otros municipios y no logra una ocupación completa en las mismas. n

Culleredo culpa a la Xunta de la escasez de plazas en las escuelas infantiles cuya titularidad cedió