Vecinos de Os Regos denuncian a un graffitero que estaba pintando con permiso municipal

el graffitero realiza en la pared del pabellã³n una alegorã­a del deporte javier alborã©s
|

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, en su cruzada contra los actos vandálicos, en general, y las pintadas, en particular, siempre que tiene oportunidad solicita la colaboración ciudadana para intentar evitar en lo posible este tipo de actuaciones.

La petición del regidor parece que da sus frutos. Tantos que incluso los vecinos alertan de la presencia de graffiteros, incluso cuando estos cuentan con el pertinente permiso municipal.

El artista urbano trabaja en una de                 las paredes del   pabellón de deportes

Y eso es precisamente lo que le sucedió esta semana a uno de estos artistas urbanos que fue denunciado por residentes en la urbanización de Os Regos en el Ayuntamiento porqué estaba pintando una de las paredes del pabellón de deportes.

Los responsables del equipo de gobierno, tras apercibirse de que se habían olvidado de advertir a los vecinos, tranquilizaron a los denunciantes informándoles de que el graffitero contaba con la pertinente autorización municipal para lo que Seoane considera una “obra de arte”, ya que es una alegoría del deporte.

 

boceto

El regidor también dijo, durante su habitual intervención de los jueves en la emisora de radio local, que lo mismo que está haciendo este artista lo pueden hacer otros si se presentan en el Ayuntamiento con un boceto que posteriormente será analizado para comprobar su valía. Eso sí, deben de abstenerse todos aquellos que, según Seoane, “non teñen zorra idea”.

En esta última definición el alcalde de Oleiros engloba a los doce o catorce jóvenes que, añade, emborronan las paredes y fachadas de los edificios públicos y privados. Puso como ejemplo, el regidor, la farmacia de la urbanización de Os Regos que “a deixaron feita un desastre”.

El mandatario local insiste en que el Ayuntamiento está dispuesto a ceder fachadas de espacios públicos porque “non haberá paredes en Oleiros”.

No obstante, para evitar ser sancionado el infractor o su familia cuando se lleva a cabo la pintada, es preciso en solicitar permiso para llevar a cabo la actuación.

 

Vecinos de Os Regos denuncian a un graffitero que estaba pintando con permiso municipal