Más vale bueno conocido

Insua, a la derecha, defendiendo la camiseta del Huesca la temporada pasada en Primera División. Este año comparte categoría en Segunda con su equipo de toda la vida, el Depor | efe
|

Los viejos deseos son nuevos anhelos en muchos casos. Por ejemplo en el de Pablo Insua. Sería la piedra angular de la nueva defensa del Depor si pudiese regresar a casa, algo que el jugador y su entorno verían con muy buenos ojos.

El futbolista del Schalke 04 alemán cedido en el Huesca ya estuvo a punto de reforzar al Depor en el mercado invernal pero el club oscense no lo permitió. Cuando acabe la temporada, si todo sale bien, el panorama será bien distinto.

Aunque ha opciones de que siga en Huesca, incluso en Alemania, la decisión personal del futbolista es clave, así como la relación que tiene con el asesor del consejo en materia deportiva, Ríchard Barral. Su compromiso, con una posible prórroga, expira en junio, y el Depor aprovechará todas sus opciones para que Pablo vuelva.

El regreso del ‘hijo pródigo’ representaría la base para volver a construir una defensa de garantías en la que también estarían Mujaid y Somma y ya se vería si Lampropoulos. Además, se manejan muchos más nombres.

Cesiones
En los últimos meses varios jugadores sonaron como candidatos para reforzar la zaga blanquiazul como cedidos.

El joven Araújo, del Barcelona B. Rodrigo Tarín, del Leganés y Óscar Duarte, del Levante, son tres ejemplos de opciones ‘a préstamo’, de posibilidades para completar la defensa. Hay una base en todas las zonas del campo, hay jugadores para pensar que una gran parte del trabajo está hecho, pero falta la otra.

Pero con las condiciones actuales del mercado, las incógnitas de futuro, poco más se puede hacer que 'hablar' entre directores deportivos, representantes, agentes... Dejar posibilidades abiertas para cuando se clarifiquen las cosas.

De hecho, si se cumplen los vaticinios de acabar la competición a finales de junio, las ‘ventanas’ de fichajes cambiarían. De hecho cambiarán.

Así pues, además de “ver mucho fútbol”, en el caso del Depor, las personas que están ayudando a Barral en el seguimiento de jugadores a diario se afanan por tener una amplia cartera de posibilidades de futuro inmediato.

En esta situación están todos los clubes excepto lo que tienen muchas posibilidades económicas y pueden permitirse fallar en algunas operaciones. En el caso del Depor, con una economía de guerra y atravesando una crisis histórica, hay que contar cada euro. Lo importante es que se ha mostrado buena capacidad en el mercado invernal y ello no deja de ser una garantía para acertar en el de verano, en las condiciones en que éste se presente.

Más vale bueno conocido