“AGE cuenta con el apoyo de los opositores a los recortes”

.
|

Alternativa Galega de Esquerda (AGE) reúne hoy en A Coruña a José Cordón (Front de Gauche –que aglutina al Partido Comunista y al Partido de Izquierda francés), Stavros Karagkounis (Syriza ) y Willy Meyer (IU). Precisamente, el invitado galo muestra su satisfacción por acudir al acto porque considera que “es un momento importante para AGE y para el FG”, puesto que su modelo político “puede converger con el de aquí”.

 

¿Cómo son de coincidentes los postulados de AGE y el del Frente de Izquierda francés?

Son proyectos comunes aún en construcción, aunque los colectivos sociales a los que van dirigidos los dos mensajes son distintos, pero los objetivos son iguales. Cuando la crisis afecta a tantas personas, es fácil que haya muchos puntos en común.

 

¿Cómo se conjugan estos dos proyectos?

Las agendas no son las mismas, ya que en AGE hay fuerzas nacionalistas que no existen en el Frente francés; sin embargo, hay muchas coincidencias, como, por ejemplo, el deseo de tener en cuenta la participación ciudadana en la política. No hay nada que se pueda hacer sin contar con el pueblo y sobre eso se construye un proyecto común, aunque existan excepciones. Se trata de una alternativa social, ecologista y anticapitalista.

 

¿Qué tipo de expectativas ve para la formación gallega?

Deseamos que tengo un buen resultado, porque la fuerza social con la que cuenta, la que se opone a los recortes del Gobierno, es muy importante y se tiene que reflejar en la política. Ese espacio es real y se ve que AGE es fundamental y que cuenta con apoyo. Es necesario romper el bipartidismo, sobre todo cuando muchas veces el PP y el PSOE votan lo mismo.

 

¿Conoce a Xosé Manuel Beiras, candidato de AGE?

No lo conozco, pero espero que esta situación nos permita establecer contactos.

 

¿Encuentra que el espíritu de AGE y de FG coinciden en recuperar la Europa de los pueblos sobre la de los estados?

Los pueblos tienen que participar en un proyecto transformador y que sea una democracia participativa. Por ejemplo, el Frente de Izquierda francés no es solo una formación de partidos, si no no se hubiese constituido en una forma de hacer política. Los dos partidos coinciden en tener presente al pueblo para que pueda decidir. n

 

“AGE cuenta con el apoyo de los opositores a los recortes”