La Marea sigue sin cumplir su promesa de activar el Consello Social, que promueve la participación

23 septiembre 2015 página 9 A Coruña.- A Coruña se empapó ayer un poco de la cultura rural y trató de dilucidar dónde están los lindes de A Silva y Palavea La concejala de Participación Cidadá
|

Constituir un Consello Social Municipal para A Coruña en el que participaran asociaciones vecinales, culturales, deportivas y ciudadanas de todo tipo, y cambiar el Reglamento de Participación Ciudadana que lo regula, fue una de las promesas electorales de la Marea, y una de las que prometió llevar a efecto durante sus primeros cien días de mandato. Pero, hasta la fecha, el Consello Social aún no se ha puesto en marcha, y la comisión municipal para cambiar el reglamento se ha constituido pero aún no ha tenido reuniones de trabajo, según confirman todos los partidos de la oposición.
La creación de un Consello Social ya se contempla en el Reglamento de Participación Ciudadana con el que cuenta A Coruña desde 2004, en cumplimiento de la ley de grandes ciudades que entró en vigor ese año, pero ningún Gobierno municipal lo puso en marcha. La Marea prometió actuar de forma diferente, y, en su paquete de medidas urgentes, se comprometió a “activar” el Consello. Podría hacerlo sin un cambio de normativa, de la misma manera que se activó la participación vecinal en los plenos, otra norma incluida en el reglamento. El Ayuntamiento ha rehusado en varias ocasiones explicar a este periódico por qué no se ha activado el Consello Social.
Entre sus promesas electorales, la Marea incluía como necesidad urgente la “reforma” del Reglamento de Participación Ciudadana, “dotándoo de maiores competencias e, sobre todo, activándoo para que sexa unha verdadeira ferramenta nas mans da xente”, por lo que es posible que el Ayuntamiento desee cambiar los estatutos del Consello antes de ponerlo a funcionar. Pero la comisión especial para reformar el Reglamento Orgánico Municipal y el Reglamento de Participación Ciudadana no se constituyó hasta febrero de este año. Desde entonces, según confirman fuentes del PP, el PSOE y el BNG, no ha habido reuniones de trabajo, ni se ha consultado a los partidos de la oposición por sus propuestas. Sí que está en marcha una comisión sobre participación ciudadana, pero tiene carácter informativo y no aborda cambios en la normativa ni la activación del Consello Social.
En su momento, el BNG votó en contra del Reglamento de Participación Ciudadana, que respaldaron PP y PSOE, y propuso un texto íntegro alternativo al que se aprobó. Si la Marea plantea un modelo alternativo, el Bloque contempla poner sobre la mesa sus propias alegaciones. Pero  no ha podido hacerlo hasta el momento, “porque o Goberno local non presentou as súas propostas”, según señalan fuentes de la formación nacionalista.

La Marea sigue sin cumplir su promesa de activar el Consello Social, que promueve la participación