La creación de empresas descendió un 9% en el primer semestre del año

En los polígonos se siguen detectando movimientos de nuevas compañías | pedro puig
|

A Coruña es la ciudad gallega que reduce el desempleo a menor ritmo y si la creación de puestos de trabajo no vive su mejor momento, como es lógico, tampoco lo hace la creación de nuevas sociedades mercantiles. El municipio cerró el primer semestre del año con una caída del 9% en las altas en el registro mercantil respecto a las registradas en el mismo período del año pasado. El cambio de ciclo es tal que cuando la recuperación parecía un hecho se ha regresado a cifras similares a las de 2015, cuando menos inscripciones se hicieron desde 2013.
La ciudad solo sumó 299 nuevas firmas a su tejido empresarial entre los meses de enero y junio, lo que supuso una evolución con bajada de algo más de un 9% en relación al mismo período del año pasado. Junio fue precisamente uno de los peores meses a pesar de que muchos emprendedores deciden iniciar sus negocios vinculados a los servicios antes de la temporada alta turística. 
Sin embargo, a la espera de los datos de julio, este parece haber sido un año atípico. Tanto es así que según los datos del Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) recogidos por el Instituto Galego de Estatística (IGE) hubo más estrenos en años como 2013 (319 establecimientos) o 2014 (303) con independencia de que supuestamente fueran ejercicios más integrados en el grueso del desarrollo de la crisis económica. De hecho, solo el primer semestre de 2015 estuvo por detrás del de 2018 con un cómputo global de 287 altas, en su mayoría de sociedades de carácter limitado como viene siendo ya una constante en los últimos ejercicios. 

Afección al área
En 2016 se anotaron 317 sociedades de nuevo cuño y en 2017 se llegó a las 330, el mejor dato de los últimos seis años, para ahora detectar esta caída. Aunque el peso de la localidad dentro de Galicia y A Coruña es, porcentualmente, prácticamente el mismo, la realidad es que el área metropolitana se ha resentido por las irregularidades en la cabecera de comarca mientras Vigo registra unas estadísticas muy positivas (324 mercantiles en el mismo período).
En los municipios que se agrupan en el área hubo 459 registros frente a los 492 de 2017, es decir, se perdieron muy pocas empresas más allá de la suma que sale en A Coruña ciudad. Otros ayuntamientos como Abegondo, Cambre, Carral o Sada alcanzaron sumas más altas que en el pasado ejercicio. Lo positivo es que a pesar de la caída global el entorno sigue siendo uno de los más pujantes de Galicia a nivel empresarial gracias a aquellas firmas que llevan tiempo asentadas.
En el caso de la comarca de Betanzos el número de estrenos se mantuvo intacto al repetirse las 35 altas, algo positivo para una zona que en otras ocasiones sufre una evolución en negativo. l

La creación de empresas descendió un 9% en el primer semestre del año