Cacerolada de hosteleros en A Coruña: "Quieren acabar con nosotros"

|

(Actualiza la VV2240 al final con más declaraciones del PP)

A Coruña, 12 ene (EFE).- Más de tres centenares de hosteleros de A Coruña han protagonizado este martes una cacerolada en la Plaza de María Pita para exigir ayudas "inmediatas" al sector, afectado por las medidas sanitarias, al grito de: "Quieren acabar con nosotros".

Los asistentes a la concentración, convocada por la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña, han hecho sonar las cacerolas durante media hora, dispuestos en la plaza respetando las distancias de seguridad, y han desplegado grandes pancartas que rezan "sin ayudas nos arruinan", "ayudas ya" o "salvemos la hostelería".

La protesta, que ha comenzado a las 19.00 horas de esta tarde, ha reclamado "ayudas directas" para un sector que ha visto recientemente incrementadas sus restricciones por las medidas decretadas por la Xunta de Galicia para evitar contagios de coronavirus, que además están siendo revisadas este martes por el comité clínico.

Los locales de hostelería de A Coruña tienen desde el sábado nuevas limitaciones, entre las que destacan la limitación del aforo al 30 % en interiores y al 50 % en terrazas, así como la obligación de cerrar a las 18.00 horas, y permitir un máximo de cuatro personas en cada mesa.

"Nos están criminalizando una y otra vez", asegura en declaraciones a Efe el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, quien ha indicado que ya habían avisado "de que si se permitía celebrar la Navidad, iba a haber un incremento de contagios".

Además, ha instado a las autoridades a que "agilicen" las ayudas correspondientes al cierre de noviembre, ya que muchos, ha asegurado, todavía no las han cobrado.

"Si nos cierran por el bien común necesitamos ayudas, pero ayudas directas y que se paguen de forma inmediata. No podemos aguantar más. Necesitamos dar de comer a nuestras familias", ha aseverado Cañete, que ha demandado la elaboración de un plan de rescate "entre todas las Administraciones".

En la lectura del manifiesto, el hostelero Lolo Villaverde, que estuvo una semana en huelga de hambre en septiembre, ha denunciado que se encuentran "otra vez en la cuerda floja", desprovistos del "derecho" de dar de comer a sus familias.

"Quieren acabar con nosotros", ha enfatizado el empresario, que ha indicado que la hostelería, la cultura y las artes constituyen "un compendio de inquietudes" que si faltaran en la sociedad, esta se vería "desnuda, sin que nadie la abrigue o la ampare".

Por ello, ha instado a que cesen las "mentiras" y ha reclamado a las autoridades que les dejen ejercer su "trabajo digno", porque "este virus maldito se coge en cualquier sitio".

"Con las medidas pertinentes, como se deja en los demás sitios, déjennos hacer nuestro trabajo digno, por el bien de nuestras familias y por la salud de los clientes, amigos y vecinos", ha culminado.

Finalmente, los participantes han alzado durante un minuto las linternas de sus teléfonos móviles y han coreado "La culpa no es nuestra".

Además, los hosteleros han votado a mano alzada realizar la próxima protesta en la Avenida Alfonso Molina, la principal vía de acceso a la ciudad, la semana que viene.

También han participado en la concentración algunos representantes políticos como la concejala de Barrios de A Coruña, Diana Cabanas, y la portavoz del PP en María Pita, Rosa Gallego, que se ha acercado unos minutos a la protesta para trasladar a Héctor Cañete "el apoyo a un sector que lo está pasando mal por la pandemia". EFE

1011896

Cacerolada de hosteleros en A Coruña: "Quieren acabar con nosotros"