El asaltante de la casa de Bárcenas fue tratado hace seis años por estar en posible riesgo de exclusión

Copia de El Ideal Gallego-2013-10-25-035-ebf9d6ec
|

El alcalde de Cuenca, Juan Ávila, explicó ayer que el hombre detenido el miércoles por asaltar la casa del extesorero del PP Luis Bárcenas fue tratado por los Servicios Sociales municipales entre 2006 y 2007.
Ávila confirmó que los servicios sociales trataron a Enrique Olivares García, de 64 años de edad y natural de Cuenca, por tratarse de una persona “en posible riesgo de exclusión”.
Según el alcalde conquense, el informe de los Servicios Sociales apuntaba que “podía tener algún desequilibrio mental”.
El hombre que ayer entró en la vivienda del extesorero del PP y amenazó y retuvo a su familia fue puesto a disposición judicial anoche, de modo que declarará ante el juez hoy.
Por otra parte, María Dolores Márquez, abogada de la mujer de Luis Bárcenas, tildó  de “situación preocupante” la que vive la familia del extesorero del PP.
La letrada explicó cómo el pasado miércoles acudió a la casa de su defendida, Rosalía Iglesias, en la madrileña calle Príncipe de Vergara después del suceso y acompañó a la familia a la comisaría para dar testimonio de los hechos.
El incidente, en el que el agresor encañonó a la familia con una pistola real con balas de fogueo y la maniató con bridas a varias sillas, refleja, a su juicio, que “la amenaza que pende constantemente sobre la familia es real”.
Iglesias está, indicó, muy “angustiada” por este suceso, ya que durante todo el tiempo en que el hombre la maniató a ella, a su hijo y a la empleada del hogar les estuvo amenazando de muerte, cada vez “más alterado”. “Tenían la sensación en todo momento de que les iban a matar”, aseguró Márquez de Prado, hasta que el hijo consiguió zafarse de las bridas cuando pensó que el hombre iba efectivamente a disparar a la mujer. La abogada afirmó que no se plantea pedir protección para la familia.
Por otra parte, la defensa de Bárcenas apoyó en un escrito al juez del caso “Gurtel” el recurso del también extesorero Ángel Sanchís oponiéndose al bloqueo de las cuentas de su empresa La Moraleja, ya que cree que es una medida “desproporcionada legalmente” e “injusta materialmente”.
Sanchís, imputado en la causa por haber cooperado supuestamente a blanquear fondos de Bárcenas en Suiza, recurrió la decisión del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz de bloquear las cuentas de su sociedad argentina de producción de cítricos, que ha apoyado Bárcenas en un escrito presentado al juez notificado ayer y fechado el pasado día 10.

El asaltante de la casa de Bárcenas fue tratado hace seis años por estar en posible riesgo de exclusión