La furia del Mandeo arrastra árboles de casi treinta metros hasta Betanzos

El Ideal Gallego-2016-01-12-017-31b7b74d_1
|

La comarca trata de volver a la normalidad tras el reguero de incidencias provocado por el temporal de lluvia y viento de los últimos días que hizo saltar las alarmas en distintos puntos de Galicia. En Betanzos, el municipio más afectado por la crecida de los ríos, los servicios de emergencias trabajaron sin descanso en la retirada de diversos árboles de grandes dimensiones que el agua del río Mandeo arrastró hasta A Ponte Vella y A Ribeira.Uno de los troncos midió casi treinta metros con lo que la intervención debió prolongarse durante toda la mañana, apuntaron desde el Gobierno de García. 
Las dimensiones de alguno de estos ejemplares y la fuerza con la que baja el caudal  provocaron que las ramas y el tronco levantasen varias boyas de fondeo y golpeasen alguna de las embarcaciones de recreo atracadas en las márgenes del río a su paso por el centro de Betanzos. 
La fuerza con la que “bajó” el agua estos días arrastró numerosa vegetación, por lo que se prevé que en los próximos días pudiesen aparecer más “árboles o ramas en la zona del embarcadero”, explicó el titular de la Concejalúa de Seguridad Ciudadana, Diego Fernández López. 

Situación “Preocupante”
El edil, acompañado por personal de los servicios municipales, visitó las zonas afectadas, desde A Ribeira hasta San Xiao, y desde As Cascas hasta Roibeira.  
Fernández calificó de “preocupante” la situación en algunos tramos del Mandeo por los desprendimientos de muretes a lo largo del camino de Os Caneiros. 
Lo mismo sucede en el Mendo, con troncos y ramas arrastrados por la corriente de estos días, especialmente agresiva en Roibeira, Acea y Piñeiro. En estos núcleos, pertenecientes a San Martiño de Bravío, el edil explicó que aunque el río lleva menos nivel de agua y la situación tiende a normalizarse, todavía siguen afectadas por el agua bajos de varias viviendas de Roibeira. 

Reunión con la Xunta
El alcalde de la localidad, Ramón García Vázquez, pretende reunirse con el director de Augas de Galicia con el fin de tratar la situación de los dos ríos tras los episodios de los últimos días y “lo que pueda venir, ya que las previsiones meteorológicas indican que se volverán a repetir días de fuertes lluvias” en Betanzos. 
Ante esta situación, el regidor brigantino pedirá a la Xunta la oportunidad de ejecutar una serie de actuaciones para limpiar los cauces y retirar “los árboles y las ramas arrastradas” tanto en el Mandeo como en el Mendo. 
En esta misma reunión, el primer edil betanceiro planteará también la necesidad de que el ente público adscrito a la Consellería de Medio Ambiente contemple entre sus intervenciones “prioritarias” para el presente  año los trabajos necesarios para mejorar las condiciones de la estación de tratamiento de agua para evitar la turbiedad que se produce coincidiendo con épocas de intensas lluvias y que, en consecuencia, volvieron a repetirse estos días en Betanzos.

La furia del Mandeo arrastra árboles de casi treinta metros hasta Betanzos