El Partido Popular se hace más fuerte en Galicia y reedita su mayoría absoluta

25/09/2016 El dirigente popular gallego Alberto Núñez Feijóo. "Galicia no va a parar", compromete, antes de una intensa jornada en la que se reunirá con la cúpula del PPdeG y acudirá al Comité Ejecutivo E

No hubo sorpresa, pero sí sorpasso. El PPdeG volvió a contar con el apoyo masivo de los gallegos en las urnas y obtuvo una holgada mayoría absoluta, mientras que el impulso de En Marea en su primera participación en unas elecciones autonómicas fue suficiente para arrebatarle por poco la segunda plaza a los socialistas, que dejan de ser el principal partido de la oposición en el Parlamento gallego y no logran frenar la caída de votos iniciada hace ocho años. Tampoco lo hace el BNG, que sigue perdiendo terreno –aunque en menor medida que en 2012– y completa la foto de un hemiciclo en el que Ciudadanos no consigue representación.
El popular Alberto Núñez Feijóo afianza su posición como líder de la comunidad autónoma apoyado por los 41 escaños que logró su partido, los mismos que en los anteriores comicios. Los gallegos refrendan la labor del Gobierno del PPdeG de la pasada legislatura y, como hicieron hace cuatro años, ayer eligieron de forma mayoritaria su papeleta en las urnas. El mapa electoral de Galicia se mantiene así prácticamente monocromático, con los populares obteniendo cerca de 676.000 votos y mejorando en casi diez mil papeletas el resultado de la última cita electoral gallega. El Partido Popular se impone en las cuatro provincias y en las siete ciudades y afronta su tercera legislatura consecutiva al frente de la Xunta.
Con la incógnita de la presidencia de la Administración autonómica despejada mediado el recuento de votos, la batalla por obtener el segundo grupo con más representación parlamentaria mantuvo la tensión en las filas socialistas y mareantes. La concurrencia de estos a las elecciones autonómicas no resultó tan determinante como lo fue en las municipales, pero al conseguir más de 271.000 apoyos, el conglomerado de formaciones logró superar al PSdeG. En Marea mantiene los nueve escaños obtenidos por AGE hace cuatro años y suma otros cinco procedentes de los simpatizantes de Podemos y de las mareas. Catorce escaños en total que le sirven para igualar sus fuerzas con las de los socialistas.
La sangría de votos del PSdeG sigue imparable. Pierde casi 44.000 apoyos con respecto a 2012 y los poco más de 254.000 sufragios obtenidos le relegan al tercer puesto, con su representación reducida a los 14 escaños desde los 18 que tenía. Tampoco el BNG consigue compensar el varapalo que sufrió en los últimos comicios autonómicos y rebaja un poco más su presencia en el hemiciclo gallego con los 6 escaños que le otorgan sus cerca de 119.000 votos.
El Parlamento de Galicia estará conformado una legislatura más por cuatro grupos; en su primer intento de entrar en la Cámara autonómica, Ciudadanos se quedó con 48.000 votos y sin representación.

El Partido Popular se hace más fuerte en Galicia y reedita su mayoría absoluta

Te puede interesar