La costa gallega estará en alerta naranja por olas de cuatro metros

|

  El litoral gallego permanecerá durante toda esta jornada en alerta naranja por olas que superarán los cuatro metros de altura. Este nivel de alarma se elevará a rojo a partir del mediodía en la costa de la provincia de A Coruña a causa del mar de fondo del Noroeste que, según las previsiones, provocará la formación de olas de entre siete y ocho metros.

El boletín del tiempo meteorológico adverso que difundió ayer MeteoGalicia, explica que una borrasca, que se encuentra centrada al sur de las islas Británicas complicará la situación en el litoral gallego.

Las previsiones apuntan a que este fenómeno climático dará lugar a una altura de ola combinada que superará los siete metros de altura en el litoral de A Coruña a partir del mediodía.

En la montaña de Lugo y Ourense existirá riesgo por la acumulación de nieve en cotas de 1.200 metros

 

En concreto, hasta las 12.00 horas la alerta será de nivel naranja en el litoral coruñés por olas superiores a cuatro metros y pasará a rojo a partir del mediodía por mar de fondo del Noroeste con olas de siete a ocho metros.

Por lo que respecta al litoral lucense la alerta será naranja por olas del noroeste que se espera que alcancen entre los seis y los siete metros de altura.

Mientras, en las Rías Baixas, las olas serán superiores a los cuatro metros y el pronóstico apunta a que lleguen a alcanzar los seis metros en algunos momentos de la tarde.

Por su parte, hasta las 12.00 horas se espera mar de viento en el litoral coruñés y en A Mariña lucense, con vientos de componente oeste de fuerza 7 con posibilidad de núcleos de fuerza 8, por lo que se activo la alerta amarilla, así como en todo el litoral gallego a partir del mediodía.

Además, MeteoGalicia señaló que en la montaña de Lugo y de Ourense se declarará la alerta amarilla durante la jornada por la acumulación superior a los cinco centímetros de nieve en cotas que estén por encima de los 1.200 metros.

La costa gallega estará en alerta naranja por olas de cuatro metros