El Barça vuelve a la victoria

El atacante francés Ousmane Dembélé abrió la cuenta en el choque frente a los béticos | efe
|

Y por fin Messi descansó. Aunque sólo 45 minutos, los suficientes para ver que su presencia ante el Betis era necesaria para desencallar un partido que iba empatado al descanso y que el Barça resolvió, gracias al astro argentino, goleando tras la reanudación (5-2).

El duelo, que sirvió para que el cuadro catalán regresase al triunfo en Liga cinco jornadas después, se inició con los dos equipos buscándose muy arriba y amenazando a Bravo y Ter Stegen a la menor oportunidad. Hasta siete ocasión claras de gol se vieron en los primeros veinte minutos: Griezmann disparaba ligeramente desviado por dos veces, y Ansu Fati tampoco encontraba puerta.

El marcador se movió por primera vez en el minuto 22, cuando Dembélé, en jugada personal, amagaba con la diestra en el vértice derecho del área visitante, para fusilar a Bravo con la zurda y hacer subir el 1-0.

El Barça pudo hacer el segundo de nuevo por mediación Griezmann, que por enésima vez envió fuera una asistencia de tacón de Pedri. Pasada la media hora, Mandi derribaba dentro del área a Ansu Fati.

Y Griezmann, con Messi en el banquillo, quiso resolver desde los once metros su complicada relación con el gol. Pero Bravo, que conoce bien al francés (coincidieron cinco temporadas en la Real Sociedad), le adivinaba la intención.

En el otro área, Tello volvía a rematar desviado, pero en la última jugada antes de llegar al descanso, el exazulgrana recibía un balón tras una contra conducida por Canales y su centro acabaría mandándolo Sanabria a gol para empatar.

Koeman dio entrada a Messi por el lesionado Ansu Fati (sufre una rotura del menisco interno de su pierna izquierda), y la Pulga salió dispuesto a resolver. En el primer ataque local, dejaba pasar la clásica asistencia de Alba desde la izquierda para arrastrar a dos defensas y Bravo y dejar libre de marca a Griezmann, que marcaba, a placer, el 2-1.

A la hora, Mandi sacaba con la mano, en línea de gol, un disparo de Dembélé. Cuadra Fernández pitaba penalti y expulsaba al bético; Messi esta vez no perdonó. Loren, recién ingresado en el césped, aprovechaba un asistencia de Álex Moreno, para anotar el 3-2.

Quedaba algo más de un cuarto de hora, pero Messi decidió quitarle emoción al choque, al combinar con Sergi Roberto para internarse en el área y enviar un obús que se colaba por toda la escuadra (4-2). Pedri redondeó la cuenta (5-2).

El Barça vuelve a la victoria